GRUPO TENDENCIA

Gualberto Ibarreto, el canto de un pueblo

Gualberto Ibarreto, el canto de un pueblo

http://www.tendencia.com/2014/gualberto-ibarreto/

Gualberto Ibarreto, el canto de un pueblo

Perfiles

1 marzo, 2014

IBARRETO, Cruz

Identificado con su gente, su tierra y su cultura. Como un orgulloso venezolano podemos definir a Gualberto Ibarreto, uno de los más grandes exponentes de nuestra música popular, nacido en El Pilar, estado Sucre, el 12 de julio de 1947. De niño sintió atracción por las melodías criollas al pertenecer a una familia vinculada de alguna manera al mundo musical: su mamá tocaba armonio en la iglesia, su papá el cuatro, su abuela era bandolinista y su abuelo fabricaba cuatro, violines y bandolas, antecedentes que le transmitieron esa pasión. A los seis años aprendió a tocar el cuatro casi de manera autodidacta y aunque más adelante escucharía otras corrientes musicales se declara un eterno enamorado de la música criolla: “entre las obras que más me gustaba estaban las del maestro Juan Vicente Torrealba; siempre fueron especiales para mí”. Una inspiración acertada que se reflejó posteriormente en cada una de sus composiciones.

En su juventud interpretaba populares temas románticos en serenatas, luego se atrevió a escribir sus primeras composiciones: “escribía la letra y después la música. Uno es primero poeta y cada letra tiene incluida su propia música, aunque parezca mentira; una va llevando a la otra poco a poco”. Confeso doliente de la música venezolana, una exitosa presentación en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela en 1973 significó el inicio de su legendaria carrera. Dos años después graba su primer disco y al mes ya encabezaba las listas de todas las emisoras con su tema María Antonia. Tenía 27 años y acariciaba la fama como lo había soñado: honrando la música típica de su tierra.

Aprovechó el repentino éxito para impulsar la música local en medio de tantas influencias internacionales: “quería luchar en contra de esa marginalidad en la que tenían a nuestra música. Me decían Gualberto, es que no todos son como tú; yo les decía ‘’Yo soy igual a muchos autores en muchas partes de Venezuela, lo que pasa es que deben darles la oportunidad”’. En los ochenta el tema romántico El Ladrón de tu Amor lo dio a conocer en más de 80 países, llegando al tope de las listas en Estados Unidos por más de 22 semanas, hecho sin precedentes para un artista hispano en éste género.

En su tiempo libre es pintor de obras abstractas y surrealistas, le gusta viajar en familia, departir con amigos, disfrutar de un buen pabellón criollo o leer a García Márquez. Gualberto Ibarreto aún mantiene su objetivo de darle a nuestra música el lugar que merece: “cultivemos y conservemos todas nuestras formas culturales; así como promocionamos el turismo, las playas y los ríos, hagámoslo con la música venezolana porque es parte de nosotros mismos y de nuestra identidad como pueblo”. P.V.

Twitter | Instagram