GRUPO TENDENCIA

Fernando Noriega, en el camino al éxito

Fernando Noriega, en el camino al éxito

http://www.tendencia.com/2013/fernando-noriega/

Fernando Noriega, en el camino al éxito

Perfiles

1 octubre, 2013

SASSI, Matt

En su camino hacia el éxito, Fernando Noriega ha pasado por México D.F., Caracas y Hollywood con un modus operandi que se resume en tocar todas las puertas y llevar consigo el encanto inherente capaz de traspasar pantallas.

Para el nativo de Guanajuato, México, su compromiso con personajes e historias comenzó con la primera oferta para actuar en la telenovela Enamórate. Fernando, con el apoyo de familia, balanceaba en aquel momento su formación artística en la séptima generación del Centro de Formación Actoral de TV Azteca y estudios en Ciencias de la Comunicación, ambas en la capital mexicana; la actuación apremiaba y lo que antes veía como un hobby se convirtió en un oficio a tiempo completo. Los sets de series y novelas como Machos, Amor en custodia y Se busca un hombre, fueron escenarios para su escolaridad.

Con el aval de siete producciones para televisión en cuatro años, Fernando dedicó los siguientes seis años a despegarse de la costumbre de la telenovela y probar suerte en las tablas y el cine. Bajo la dirección de Jesús Mario Lozano, protagonizó el largometraje Más allá de mí y en medio de un elenco internacional, consiguió su primera credencial hollywoodense en Where the Road Meets the Sun. Siete semanas de rodaje en la piel del inmigrante Julio fueron suficientes para tomar la decisión de mudarse a Los Ángeles.

En el 2012, meses después de terminar la serie Morir en martes para Televisa, Fernando llegó a Caracas para encarnar al antagonista Diego Piquer en Dulce amargo, una coproducción entre los canales Televen (Venezuela), Cadena Tres (México) y Telemundo (Estados Unidos) que logró llevar su imagen fidedigna de galán de telenovela al sur del continente. En la memoria, Fernando guarda con gusto su regreso al formato de telenovela por la oportunidad de compartir escena con talentosas figuras venezolanas y por vivir en una ciudad de la que solo puede hablar con cariño.

Para Nothing Against Life, su más reciente proyecto cinematográfico, cruzar las fronteras del idioma por segunda vez fue la reivindicación con su búsqueda de personajes que, más que cumplir con idealismos y expectativas, desafíen sus habilidades natas: “Finalmente, creo que el personaje soñado siempre es el que viene. Me mantengo abierto a lo que venga en mi carrera y lo espero con ansias”. K. G. D.

Twitter | Instagram | Facebook