GRUPO TENDENCIA

Americania, distintas formas de crecer

Americania, distintas formas de crecer

http://www.tendencia.com/2013/americania/

Americania, distintas formas de crecer

Perfiles

1 diciembre, 2013

CAMACHO, Álvaro

Para describir la esencia de Americania basta con decir que es la música hecha por Armando Añez, Ítalo Pizzolante, Álvaro Casas y sus amigos. Por que si ellos viven un disco, lo escriben y lo presentan, es con la idea de pasarla bien haciendo música, logrando que esa química especial entre ellos sea palpable en escena.

Quizás fue porque el abuelo de Ítalo era un reconocido compositor de boleros, porque la familia Casas está llena de músicos o porque Armando tenía una inclinación artística innata, pero la música fue su punto de encuentro desde que formaron la banda Cabeza, junto con otros dos compañeros de clases, y participaron en los intercolegiales. Cuando coincidieron en la idea de que esto  no era un juego sino una meta de vida, el proyecto se disolvió y dio pie al trio de rock actual. Una tarde más fue su carta de presentación, su aceptación los motivó a grabar Sigo (2011), un primer disco lleno de temas “que gritaban los miedos y todas esas cosas que encierra la adolescencia”. El grito se apaciguó en Concierto en la Sala (2012), una especie de unplugged con el que descubrieron otros instrumentos y la infinidad de oportunidades que hay en la música para una canción.

Mientras estudiaban en Madrid, Armando e Ítalo comenzaron a escribir temas nacidos del “sentimiento de no pertenecer a un lugar”; desde Caracas Álvaro les siguió el paso, iniciando el vaivén de maquetas que se nutrieron de pianos, ukuleles y guitarras acústicas, hasta reencontrarse en New York para grabar con el productor Héctor Castillo. La fiesta del rey drama (2013) es una invitación a “aceptar tu parte íntima, celebrarla e integrarla”, una purga de sentimientos que avergüenzan, la oportunidad de darle protagonismo a cada voz. Es la confirmación de que esa biblioteca musical llena de Arcade Fire, The National, Babasónicos, Natalia Lafourcade, y un cúmulo de bandas nacionales, con las que guardan una relación de amistad y admiración, aumentó su nivel de exigencia.

Recrear ese sonido maduro en escena ha sido un reto y una bendición que los llevó a compartir tarima por todo el país con músicos como Alejandro Sojo (Los Colores), Boston Rex (Tomates Fritos) o la chelista Ana Elba Domínguez, quienes los inspiran y recuerdan porqué emprendieron esta aventura. Por ahora, Ítalo trabaja en una compañía de estrategias comunicacionales, Álvaro estudia comunicación social y Armando se dedica de lleno a la música; los tres aspiran a  “hacer los conciertos que hemos querido, tener la capacidad de ser tolerantes, trabajar en equipo y hacer más cosas locas que se nos ocurran”. M. A.

Twitter | Instagram