GRUPO TENDENCIA

Fabiola Ramos, la abanderada tricolor

Fabiola Ramos, la abanderada tricolor

http://www.tendencia.com/2012/fabiola-ramos-2/

Fabiola Ramos, la abanderada tricolor

Perfiles

1 octubre, 2012
*CAMACHO*, Álvaro

CAMACHO, Álvaro

Cuando se enteró que sería la abanderada de Venezuela para los Juegos Olímpicos 2012 quedó en shock. La sorpresa le llegó para celebrar en grande su quinta participación en la justa deportiva más importante del planeta. Fue la última para ella. Decidió retirarse de las competencias internacionales y se dedicará a formar atletas. Al tenis de mesa le llegó hace 20 años. En su récord está ser tetracampeona bolivariana, bicampeona centroamericana y haber obtenido una medalla de plata en Panamericanos. Cuando clasificó para sus primeras olimpíadas en 1996 supo que quería dedicarse al deporte. De no haber sido atleta, dice: “Me hubiese gustado ser veterinaria”. Tiene 35 años y su amor a la disciplina que practica se la debe a que desde el primer momento que estuvo ante una mesa quedó “enamorada”. El tenis de mesa es “muy rápido, cambiante, excitante, emotivo. Hay que utilizar mucho la inteligencia para obtener la victoria”. En Londres no se subió al podio y no sabe cuántas medallas ha obtenido a lo largo de su carrera. “Son muchas”. No siente que hubo derrota y las características de un buen tenismesista quizá ayudaron a que pudiera reponerse. “Hay que tener dominio de emociones, velocidad de pensamiento y espíritu de lucha”. El deporte que practica es de los más difíciles en la alta competencia. “Está minado de jugadoras asiáticas”. Sus triunfos se los dedica a Dios, “por darme el talento para jugar este deporte, a mi mamá que lamentablemente no está en este mundo, a mi papá que es todo para mí, a mis hermanos, a mis compañeros de equipo, a Ángel Bello, mi psicólogo y a Miguel González, mi entrenador”. Su madre murió cuando tenía 12 años. “En ese momento no tenía conciencia suficiente para asimilar su muerte pero fue muy duro para nosotros”. De Rosa, su mamá tiene un legado: “Me enseño a ser correcta, respetuosa, estudiar bastante y dedicarme a lo que me gustara con disciplina”. No le gustaría ser ministra del Deporte y si fuera Presidenta de Venezuela, su prioridad sería atender “educación, salud y deporte”. Describe como “única” la experiencia de subirse a un podio y escuchar el himno nacional. En ese momento, cuenta, “eres ante el mundo una venezolana orgullosa y triunfadora”. El anuncio de su retiro está claro, y que “la vida de un atleta está llena de sacrificios. Yo escogí este estilo de vida y soy feliz con ello”. S.U.