GRUPO TENDENCIA

Cecilia García Arocha, forjadora de futuro

Cecilia García Arocha, forjadora de futuro

http://www.tendencia.com/2012/cecilia-garcia-arocha/

Cecilia García Arocha, forjadora de futuro

Perfiles

1 Julio, 2012

CARTAYA, Ramón

La mujer venezolana simboliza trabajo, esfuerzo y dedicación, elementos que le han permitido un rol protagónico para vencer paradigmas. Un ejemplo de ello es Cecilia García Arocha, odontóloga de profesión quien encontró en la docencia su razón de vida. Nacida en Caracas, decidió seguir el camino de su tío Humberto y de su padre el doctor Raúl García Arocha, respetados docentes estrechamente vinculados a la Universidad Central de Venezuela. Aunque egresó con honores de la escuela de Odontología en 1976, antes de especializarse en la práctica se inclinó a su vocación de docente, a través de la cual establece contacto directo con las futuras generaciones y se esfuerza por mejorar sus condiciones de estudio, procurando dar una formación integral y digna a los futuros profesionales y ciudadanos de bien, iniciativas que la llevaron a protagonizar dos importantes episodios: en 1993 como la primera mujer en ocupar el decanato de la Facultad de Odontología de la UCV y en 2008 al convertirse en la primera rectora del mismo centro educativo, hecho sin precedentes en los 286 años de historia de la máxima casa de estudios del país. Cecilia confiesa que el haber sido elegida rectora es motivo de orgullo para la mujer venezolana, triunfo y recompensa por el trabajo hecho en años. Ante el confuso panorama nacional considera que “la patria nos requiere para asumir con decisiones y firmeza los retos de la historia, requiriendo corazón, talento y coraje para reencontrarnos con el país que queremos y merecemos”. Soñaba de pequeña con ser abogado; hoy es amante del ballet y del tenis, seguidora de las obras literarias de Agatha Christie y la música de los Beatles, Celia Cruz, Rosario y Luis Miguel. Está convencida que la educación es la base del progreso pero advierte que es primordial acompañarla con una formación de hogar y de familia, en la que imperen los verdaderos valores básicos. De criterio firme, espera que después del 7 de octubre el país renazca y que todos los venezolanos encuentren espacios donde ser útiles. “Debemos reforzar los valores de respeto, honestidad, tolerancia, pensamiento plural y solidaridad porque ellos contribuyen a la paz y a la libertad; en una sola palabra: a la creación, esa que nos lleve a la Venezuela ideal sin odios ni divisiones absurdas; a un país de progreso y libertad”. P.V.