GRUPO TENDENCIA

Camila Canabal, la belleza de un espíritu alegre

Camila Canabal, la belleza de un espíritu alegre

http://www.tendencia.com/2012/camila-canabal/

Camila Canabal, la belleza de un espíritu alegre

Perfiles

1 julio, 2012

DONDYK+RIGA

Los venezolanos somos reconocidos en el mundo entero por nuestro contagioso carisma. Una representante fiel de ese espíritu es Camila Canabal, mujer que llegó a nuestro país con apenas dos meses de edad y adoptó toda nuestra idiosincrasia con la cual nos ha regalado inolvidables momentos en su rol como animadora y conductora de televisión. Nació en Uruguay, hija de dos jóvenes estudiantes de medicina, quienes opuestos al régimen dictatorial de ese entonces, deciden buscar nuevos horizontes en Venezuela. Creció en Barquisimeto y desde niña siempre le gustó la televisión; soñaba con pararse frente a una cámara, en un set iluminado y llegando a todos los hogares a través de sus televisores. El sueño se cristalizó luego de graduarse como técnico superior universitario en turismo y más adelante como periodista mención Desarrollo Social en la Universidad Cecilio Acosta de Maracaibo. El país la conoció a través de la señal Radio Caracas Televisión conduciendo espacios de entretenimiento, entre ellos Aprieta y Gana: “era un programa grandioso dirigido a niños, jóvenes y adultos; un espacio muy alegre y que yo adoraba pues siempre me ha encantado proyectar y transmitir alegría”. Sin embargo, el cese de transmisiones de RCTV significó una dolorosa pausa en su carrera: “fue un momento trágico, triste y de mucha impotencia, un velorio con artistas, periodistas y camarógrafos, definitivamente un antes y un después en mi vida”. Hoy desde Miami conduce un espacio dirigido a las madres llamado Vida Mamá, transmitido por Casa Club TV y en el cual se siente plenamente identificada, pues su rol materno es fundamental para su vida. Confiesa que Maite Delgado fue su modelo a seguir y Diony López –el inolvidable “Popy”– su gran maestro y amigo. No cambiaría a las arepas por nada del mundo, y a pesar de que extraña a familiares y amigos en Venezuela opina que, ajeno al resultado del 7 de octubre de 2012, sólo desea un proceso electoral en paz. Con una sonrisa que refleja fe y esperanza, para Camila la Venezuela ideal será la que siempre hemos tenido pero con un detalle adicional: “Si tan sólo tuviéramos seguridad en las calles, Venezuela sería perfecta. Todo lo demás puede mejorar, pero el respeto a la vida es primordial”. P.V.

Website | Twitter | Instagram