GRUPO TENDENCIA

Rob Roy, teatro que no necesita sonidos

Rob Roy, teatro que no necesita sonidos

http://www.tendencia.com/2011/rob-roy/

Rob Roy, teatro que no necesita sonidos

Perfiles

1 octubre, 2011

DONDYK+RIGA

Rob no es un actor como cualquier otro y su show tampoco es un monólogo común. Lo que diferencia a este intérprete australiano de la mayoría no es algo que se note a simple vista, pero sí una característica que le ha permitido hacer de su espectáculo uno verdaderamente distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en un escenario. Desde su nacimiento es completamente sordo. Las razones son desconocidas pero al contrario de lo que muchos podrían pensar esto no es para él más que un simple rasgo entre los muchos que se pueden utilizar para describirlo. Cuando niño solía ver bastante televisión en casa, descubriendo el mundo del espectáculo a través de ella, mas fue a los veintitrés años que por fin se decidió a satisfacer su instinto natural para lo dramático. Tras mudarse a la ciudad de Sidney y audicionar con éxito para actuar con el Teatro Australiano de Sordos, Rob comenzó a desarrollar su talento natural, al tiempo que utilizaba sus propias experiencias y las que veía a través de la televisión, el cine y el teatro, para crear poco a poco su propio mundo dentro de la actuación, lo que lo llevaría algunos años más tarde a probar suerte con su primer monólogo, The Rob Roy Show: Deaf Man Walking. El éxito de estas primeras funciones le ganó el ser invitado a participar en la Segunda Conferencia Internacional sobre la Cultura Sorda, Deaf Way II, donde tuvo la oportunidad de actuar frente a un público de más de nueve mil personas, abriendo así las puertas a múltiples presentaciones alrededor del mundo. Durante ya una década, Deaf Man Walking se ha mantenido en constante evolución, acumulando dentro de sí las experiencias que su intérprete ha vivido en cada una de sus visitas a más de veintiocho países, no sólo presentando este innovador show con lenguaje de señas, mímica y comedia a audiencias tanto sordas como oyentes, sino también a través de talleres de teatro visual dictados en países como Uganda, Camboya y su natal Australia. Para Rob, lo más importante en su carrera ha sido y continúa siendo su objetivo de cambiar la manera en la que el normoyente ve a aquellos con problemas auditivos, es por ello que entre sus próximas metas se encuentra el juntar personas sordas de cada uno de los países que ha visitado en un mismo programa de televisión, representando así la unión de la cultura sorda mundial al tiempo que da a conocer su importancia en nuestra sociedad y anima al público con deficiencia auditiva a seguir adelante, sin dejarse vencer por los obstáculos que se les puedan presentar. M.P.