GRUPO TENDENCIA

Diego Velasco, la hora de triunfar

Diego Velasco, la hora de triunfar

http://www.tendencia.com/2011/diego-velasco/

Diego Velasco, la hora de triunfar

Perfiles

1 mayo, 2011

BLUMENKRANTZ,Carla

 

“Un sicario se ve obligado a secuestrar una clínica privada para salvar a Ladydi, el amor de su vida. Policías y curiosos no tardan en llegar, formando un circo mediático que convierte a La Parca en héroe nacional. Con la conmoción desatada, al terrible protagonista se le agota el tiempo y escapar es tarea imposible…” Treinta y seis salas de cine, luces apagadas, pantalla gigante, miradas atentas y todos al borde de su asiento. Es oficial, Diego Velasco, director y guionista de La Hora Cero, ha secuestrado por una hora y cuarenta minutos a más de 900 mil venezolanos con la historia de La Parca. Jamás se imaginó este nacido en Buffalo, Nueva York, que marcaría récords en la taquilla nacional con su ópera prima, ni siquiera cuando era apenas un estudiante de bachillerato en Caracas, que presentaba para su clase de Castellano un cortometraje, en vez de la obra de teatro pedida por el profesor. “Aunque fue ese el día en que me picó el gusanito de la dirección, mi primer recuerdo del cine fue a los seis años cuando vi Las Guerras de las Galaxias, la película que más influyó en mi decisión de dirigir. Es como si alguien hubiese abierto en mi cabeza una ventana que cambió mi perspectiva de cómo ver el mundo”. Su mayor hobby es ver cine, al menos una película por día. Admite que aunque nunca tuvo aptitudes para el deporte o los estudios, el cine es una adicción de la que nunca tiene suficiente. Cuando no son películas las que lo entretienen, sale de excursión a la montaña o a la playa, siempre acompañado de sus perros, su esposa y una buena conversación. “Soy soñador porque siempre me la paso en una nube; romántico, porque creo mucho en las personas y en su humanidad; paciente, porque no me gustan las confrontaciones”. Quienes han trabajado a su lado saben que para Diego el éxito de uno, es el éxito de todos. De Hollywood admira su estructura y del cine venezolano la solidaridad de su gremio. Antes de ser director es cinéfilo, por lo tanto justifica sus proyectos con el cine que a él le gustaría ver. “Mi intención es darle a las personas hora y media para olvidar sus problemas, reír, llorar y reflexionar. Eso es lo que me ha dado el cine y es lo que deseo retribuirle”. Sus próximos proyectos incluyen realizar la primera película de horror venezolana para contar la historia de El Silbón, y brindarle oportunidades a nuevos talentos: “Dentro de una década quiero poder decir que la cinematografía venezolana es reconocida a nivel mundial y que pude aportar mi granito de arena para que ello fuera posible”. A.B.