GRUPO TENDENCIA

Titina Penzini, 100% buen gusto

Titina Penzini, 100% buen gusto

http://www.tendencia.com/2010/titina-penzini/

Titina Penzini, 100% buen gusto

Perfiles

1 octubre, 2010
Perfil_Tendencia_52_Titina_Penzini

MESTRE,Anibal

Decía el gran locutor Pedro Penzini Fleury: “mientras más trabajo, más suerte tengo” y su hija Ana Cristina es un claro ejemplo de ello. Es por modelos a seguir como su progenitor que “Titina”, como todos le llaman con cariño, no puede conformarse con una sola profesión y a la hora de hablar de su oficio debe enumerar sus tantos talentos: Diseñadora, locutora, escritora, ilustradora y dj. “Desde la infancia me sentí atraída por la moda, los colores, las telas, los accesorios, los tacones, el perfume y el maquillaje. Creo que ver a mi mamá arreglarse era toda una producción, una transformación como entrar en personaje, y eso me fascinaba. Es por ello que me dediqué al Diseño de Moda”. Caraqueña de nacimiento, estudió en la Parsons The New School for Design en Nueva York, una experiencia que luego le serviría para no dejarse intimidar por la capital de la moda: París. “Llegué recién graduada y conocí a Mario Testino, amigo y fotógrafo, quien al ver mi portafolio de dibujos decidió recomendarme. Casi de inmediato conseguí un contrato con la casa Lanvin para diseñar los accesorios prêt à porter. Un día, con los únicos cien dólares que me quedaban, decidí comprar hilo de pescar y pepitas ámbar y amatista, y comencé a fabricar mis diseños. Un gran amigo que diseñaba para Erreuno en Italia le gustaron y a los cuatro días tuve mi primer pedido”. De su paso por Europa recuerda visitar estudios de diseñadores para mostrarles materiales novedosos para accesorios. Fue exhibiendo las cuentas de terciopelo y de vidrio soplado, venecianas, que llevaba en su “maletica” cómo conoció a leyendas como Yves Saint Laurent, Loulou de la Falaise, Karl Lagerfeld y Christian Lacroix. Con voluntad, disciplina y alegría, Titina trabajó en reconocidas casas de moda antes de regresar a Venezuela, no sin antes ganar en 1993 el premio “Joven diseñadora de accesorios” de la revista Elle francesa. Entre sus tantos triunfos destaca su tienda en Londres, donde con piezas únicas representa a su país con excelencia: “Lo mejor de diseñar es poder llevar mis ideas a ser deseadas por otras mujeres. Imponer un estilo, dejar huella en la estética del colectivo e inspirar a otros a seguir este camino. Mi inspiración es ver mejorar a las personas en su look, en su forma de pensar y en que logren el éxito que se merecen gracias a quererse a sí mismos. Eso lo aprendí de mis padres y de esas mujeres exitosas que se adaptan a su tiempo como Coco Chanel, Vionnet y madame Lanvin”. A.B.

Website | Twitter | Instagram | Facebook