GRUPO TENDENCIA

Nelson Bocaranda, la voz de la experiencia

Nelson Bocaranda, la voz de la experiencia

http://www.tendencia.com/2010/nelson-bocaranda/

Nelson Bocaranda, la voz de la experiencia

Perfiles

1 marzo, 2010

DONDYK+RIGA

En cada auditorio atestado de ávidos estudiantes de Comunicación Social que lo ha tenido como invitado, Nelson Bocaranda siempre brinda la misma advertencia: “El día que quieran ser periodistas primero tienen que ser reporteros. El día que dejan de ser reporteros, dejarán de ser periodistas”. Y es que para este originario de Boconó, estado Trujillo, su vida siempre ha girado en la tarea de informar y formar parte de esa “mesa redonda” que es el periodismo en la sociedad. Aunque su intención era estudiar Arquitectura, un test vocacional y la oportunidad de cursar la carrera siendo aún un bachiller le hicieron cambiar de opinión: “Hice el primer año de carrera y el quinto año de Ciencias en La Salle La Colina al mismo tiempo porque aproveché la oportunidad que brindada la Ucab en su recién inaugurada Escuela de Periodismo. Es así como a los diecinueve años ya tenía mi título. Desde ese día hasta hoy nunca he dejado de ser periodista, pero sobre todo reportero”. Se califica como un reportero de veinticuatro horas y su trayectoria lo sustenta. Comenzó como pasante en El Mundo, se desarrolló profesionalmente en Venevisión como mano derecha de Oscar Yánez, sirvió de agregado de prensa en las Naciones Unidas y de corresponsal en Nueva York para radio Capital y Venezolana de Televisión, labores que le permitieron cubrir pautas soñadas para cualquier periodista como la renuncia de Richard Nixon o el tratado por el Canal de Panamá. Es un testigo de la historia por excelencia al convertirse en el “emergente” que varios canales llamaban a la hora de entrevistar presidentes y personajes importantes. Hoy en día es locutor del programa La Cola Feliz por Onda y su columna de Runrunes en el diario El Universal es, sin duda, la más leída del país. Para este periodista no hay década más noticiosa que la que acaba de concluir: “Ha sido una época importante para el mundo pero que ha significado un retroceso para nosotros. Si el mundo avanzó diez años y Venezuela retrocedió diez, así tenemos una brecha de veinte años. La década la marcó el gobierno, hemos perdido una oportunidad para desarrollarnos y convertirnos en un país del primer mundo. Perdimos el tren, se llevaron el dinero, el tranvía y los rieles. Sin embargo, los líderes pasan y los países no se acaban. Vendrán años de mejora, donde todos nos tendremos que reencontrar para recuperar al país”. A.B.

Twitter | Instagram | Facebook