GRUPO TENDENCIA

Academia Urbanos, hip hop como estilo de vida

Academia Urbanos, hip hop como estilo de vida

http://www.tendencia.com/2009/academia-urbanos/

Academia Urbanos, hip hop como estilo de vida

Perfiles

1 marzo, 2009

DONDYK+RIGA

Al compás de un pegajoso beat la música que sale desde el salón de ensayos atrae sin respetar edades, géneros, ni estratos sociales. Rodeados de espejos y siguiendo las coordenadas de un joven y habilidoso bailarín de veintitrés años, ingenieros, abogados, doctores, psicólogos, amas de casa, estudiantes y niños se dejan llevar por el ritmo de un hip hop o un reggaeton. En la Academia Urbanos aprender a bailar estos géneros es tan importante e igual de desestresante que coordinar los pasos de una salsa o un merengue. La novedad que ha seducido hasta el día de hoy a ciento cincuenta y dos alumnos surgió del ímpetu de su director, Ronald Cepeda, por compartir su afición por esta música: “Siempre dejo claro que nuestro baile es urbano, de la calle, más no es vulgar. La gente tiende a pensar que el reggaeton y el hip hop es violento, indecente y de doble sentido. Pero desde el punto de vista artístico, aprender a bailarlo es un beneficio para cualquiera. Hay gente que llega a discotecas y se fastidian porque no saben bailar. Las clases son tanto quienes quieren aprender a disfrutarlo hasta personas que lo ven como un ejercicio cardiovascular. Me han llegado muchos que ponen mala cara cuando les dice que es una clase de reggaeton, pero siempre los invito a probar antes de juzgar. Después de la clase siempre corren a inscribirse”. Mejor conocido como “Ronald, el del hip hop”, este marabino no es extraño a este mundo undeground gracias a su trabajo como bailarín y coreógrafo del grupo Callejeros, con quienes iba de gira nacional junto a los cantantes Chino y Nacho. Desde los trece años ya lo contrataban para bailar en fiestas de quinceaños, formalizando al tiempo su hobby al unirse al grupo Danzas Marianistas. Su esfuerzo le ayudó a ganarse la oportunidad de participar en la inauguración y la clausura de la Copa América 2007 y el reconocimiento de Robert Virona, director de la escuela Salsa Casino Habana Maracaibo: “Después de verme bailar me invitó a dar clases de hip hop en su academia. Esa misma semana comencé y mi primera clase se llenó, a partir de allí siempre se han mantenido full. Al año sentí que era hora de montar mi propia academia y le alquilé el espacio a Robert. Él me dio la oportunidad de darme varios horarios y nos fue tan bien que ahora estamos próximos a abrir nuestra propia sede. Mis aspiraciones son muy grandes, Caracas siempre ha sido la base de este género, pero ansío demostrar que Maracaibo también tiene mucho que ofrecer”. A.B.