GRUPO TENDENCIA

Armando Sandrea, el Dj de los ochenta

Armando Sandrea, el Dj de los ochenta

http://www.tendencia.com/2008/armando-sandrea/

Armando Sandrea, el Dj de los ochenta

Perfiles

1 diciembre, 2008

DONDYK+RIGA

En una época cuando un disc jockey aportaba la sangre azul de las noches, Armando Sandrea era el rey. Desde muy joven, este melómano se enamoró de ese mundo edificado con tocadiscos Technics MK-2 y discos de vinilo, que ponía a la gente a bailar y grabar en su memoria las canciones que recordarían por el resto de sus vidas como la banda sonora de sus días más felices. Sus andanzas empezaron empíricamente en los vermouth del Club Comercio, donde ponía música por puro gusto. Allí se enamoró del poder de manejar los ánimos de la gente a través de su equipo de sonido, logrando tan buenos resultados, que un día recibió una llamada telefónica que jamás olvidaría: “Me llamaron del Jet Set, una de las discotecas más famosas de la época, para ver si quería trabajar allí. No lo podía creer. Me fui corriendo para el Costa Verde y al llegar me dijeron que no estaban buscando ningún Dj. Mis amigos me habían jugado una broma. Pero como ya estaba allí aproveché para mostrarles mi trabajo. La sorpresa fue que me contrataron”. Así empezó la carrera formal de Armando, quien poco a poco fue arrastrando multitudes que seguían su estilo y repertorio musical: “La costumbre de entonces era ir al Jet Set temprano y luego al Pub. Poco a poco la cosa se fue volteando”. En uno de sus viajes a Estados Unidos para comprar música, Armando realizó un curso con un afamado Dj, que lo llevaría a su metamorfosis de ser un simple pinchadiscos a un auténtico disc jockey: “En esa época no era fácil conseguir música, como ahora que la bajas en segundos de Internet. Tener un disco era poseer un tesoro”. Al momento de la apertura de El Pub II, Armando fue convocado a sustituir Ricardo Machado, el Dj que hasta entonces había tenido la discoteca. Allí se consagró como el gran talento musical de la época y vivió su esplendor. Se volvió tan codiciado que el dueño del Fun Club, le ofreció un carro con tal de que se fuera a poner música en su local. Y así fue la historia. Armando pasó de un local a otro, se fue de gira con la Soultrain cuando hacían sus populares guerras de minitecas por toda Venezuela y finalmente llegó a Caracas, a locales como La Lechuga y New York New York. Todos estos logros hicieron de Armando Sandrea el acreedor del premio El Sol Zuliano, por considerarlo el Mejor Dj de la Década de los Ochenta. Un honor que aún lo llena de orgullo. Hoy, a través de su empresa Playback, organiza fiestas teméticas para rememorar la nostalgia de esa época mágica que no volverá. C.W

Twitter | Facebook