GRUPO TENDENCIA

Odessa Martínez, el lado sensible del talento

Odessa Martínez, el lado sensible del talento

http://www.tendencia.com/2007/odessa-martinez/

Odessa Martínez, el lado sensible del talento

Perfiles

1 julio, 2007

DONDYK+RIGA

La ginecología en el Zulia ha tenido grandes representantes; entre ellos una mujer con un talento heredado y una disciplina y sensibilidad muy propias. Odessa Martínez se declara enamorada de su profesión en ginecobstetricia y del estudio infinito de la Medicina. Al entrar en su consultorio, compartido con su padre y leyenda de la ginecología, José Trinidad Martínez, se evidencia la paciente disciplina que le entregó a una profesión que hoy, a través de cientos de madres saludables, le agradece.

Con su ingreso en La Universidad del Zulia comenzó una bella relación alumna – vocación, hallando en los libros y la actualización su mejor aliado para trazar una trayectoria impecable, que continuó en su especialización y constante observación del trabajo de su eterno maestro, su padre. Esta complementación teórico práctica, convertida junto a su familia en su razón de ser, le dio las bases para iniciar su consulta al lado de un nombre de mucho recorrido, y hacerse uno propio.

En la Clínica D’Empaire Odessa ha creado un completo centro de atención ginecológica, incluida el área de su predilección, la fertilidad: “Poder decirle a una paciente que está embarazada… creo que son talentos que Dios te da, más allá de la calidad científica, la sensibilidad humana”. Por sobre toda su formación, su doctorado en Ciencias Médicas y su inmensurable experiencia, Odessa practica la visualización, ésa que le explica al paciente con imágenes didácticas lo que su cuerpo le quiere decir, cual si fueran sus alumnos de la universidad; ésa con la que una doctora trasciende el espectro material para entender las necesidades espirituales detrás de una dolencia. Esta concepción integral la aplica a hombres y mujeres deseosos de tener familia, a quienes acompaña posteriormente durante el parto, consciente a través de los años de que en la curación del cuerpo, espíritu y mente son esenciales. E.R.