GRUPO TENDENCIA

Gabriel Abreu, en la cima de Montblanc

Gabriel Abreu, en la cima de Montblanc

http://www.tendencia.com/2007/grabriel-abreu/

Gabriel Abreu, en la cima de Montblanc

Perfiles

1 Diciembre, 2007

DONDYK+RIGA

Dicen que para ser un profesional exitoso hay que tener fe en lo que uno hace. Gabriel Abreu es tan fiel a esa premisa que literalmente se enamoró de lo que vende. Y es justo decir que ésa no es tarea difícil, si el objeto amado son las lujosas creaciones de la marca Montblanc: “Mi trabajo tiene varias facetas, unas más amables que otras, pero la mejor es trabajar con productos nobles que van más allá de un diseño o unos materiales: son piezas con alma”. Desde hace más de una década, este caraqueño ha escalando posiciones en Montblanc, empresa que hoy dirige en toda Venezuela. Lo curioso es que fue hasta hace poco cuando se dio cuenta de que la gerencia era lo suyo.

De niño soñó con ser doctor como su padre –un reconocido médico de la ciudad. Creció entre hospitales y conversaciones de médicos, pero el capricho de estudiar Medicina no fue tan vehemente como para imitar los pasos paternos. Paradójicamente, los títulos de Contaduría Pública y Economía que obtuvo en la Católica distan mucho de su labor actual. Una maestría en Mercadeo le ayudó finalmente a dar rienda suelta a la creatividad inexplorada desde la infancia, que en sus años de pregrado permaneció oculta bajo los números.

Gabriel Abreu incursionó en el mundo de los seguros y en la promoción de equipos médicos, y guíado por Heinz, descubrió el imperio de los productos de consumo masivo. Pero esas experiencias fueron simples escalones previos a la gran cima llamada Montblanc: “Mi trabajo es increíblemente dinámico; desde visitar clientes y contactar medios, hasta asistir a ferias de alta relojería en el mundo”. Gabriel dirige un equipo de treinta personas y lleva una agenda ajetreada –aunque envidiable a fin de cuentas. Pero el compromiso de ser un director nacional de Montblanc es llevadero al constatar que cada día trabaja por una marca que brilla en las mejores joyerías del país.

La vida le demostró a Gabriel que no existe cima inalcanzable. Seguramente esa idea pasó por su mente durante la reunión anual de Montblanc –celebrada este año en Shangai– mientras recibía el galardón Star of Excellence, un honor que sólo le es otorgado al país mejor gerenciado. Un logro así sólo puede alcanzarlo un hombre que se ve en veinte años venciendo paradigmas sobre la edad: “La creatividad es una fuente de juventud y la que vale está en el espíritu, no en lo terso de un rostro”; un hombre como Gabriel Abreu. – A.B.