GRUPO TENDENCIA

Alexis Castillo, rediseñando su propia vida

Alexis Castillo, rediseñando su propia vida

http://www.tendencia.com/2007/alexis-castillo/

Alexis Castillo, rediseñando su propia vida

Perfiles

1 Julio, 2007

GONZÁLEZ,Dixon

La historia de quien emigra siempre tiene denominadores comunes: el empezar de cero en un lugar nuevo, el no conocer a nadie y el esperar una mano amiga. Alexis Castillo no es un hombre que le tema a los comienzos. Prueba de ello es que guindó su título de abogado de la Santa María –obtenido en su Caracas natal– para hacerse uno de diseñador gráfico en la Universidad de Nueva Esparta, y que buen un día, ante la evidente crisis política en el país, decidió mudarse con su esposa a la ciudad de Miami, donde hoy vive de su nueva profesión: “Mis padres siempre habían querido un abogado en la familia, pero lo cierto es que me decepcioné del sistema judicial de mi país. Desde niño tuve inclinación a lo gráfico. Me la pasaba esbozando y calcando dibujos y simplemente tomé un nuevo rumbo. La gente quedaba loca, pues de un día para otro el Dr. Portillo, quien antes les había ofrecido servicios legales, de repente les llegaba hablando de publicidad e imagen corporativa. Cuando las cosas se pusieron feas en el país empecé a venderle a mi esposa la idea de mudarnos a los Estados Unidos. Mi avión salió el 11 de abril de 2002. Me enteré de lo que había pasado en el país al bajarme del avión y hasta sentí el impulso de regresar”. Pero vencido el impulso, Alexis Castillo empezó a explorar sus opciones, portafolio en mano. Muy pronto Oswaldo Muñoz, el director del diario El Venezolano le abrió las puertas: “Me vincularon con sus clientes del semanario y la voz se corrió rápidamente hasta darme a conocer en este laberinto que es Miami”.

A través de su firma Imagine and Technology Alexis Castillo ha desarrollado campañas publicitarias e imagen corporativa para clientes de alto calibre como Disney, Disney Cruise Lines, Wallmart, Target, Univisión, Venevisión, Furla, Productions y la productora Fonovideo. También maneja la imagen de la trasnacional venezolana Imeca, como una forma de mantenerse en contacto con su tierra: “Estoy orgulloso de todo lo que he cosechado en sólo cinco años que llevo viviendo aquí. Todo se lo debo al apoyo incondicional de mi esposa y a la disciplina, orden y responsabilidad que mostrado en el trabajo. Creo que eso me hace diferente. No me comprometo con lo que no puedo entregar a tiempo. Sin embargo, no puedo ocultar que siento tristeza por lo que dejé atrás. No hay nada como comerse una buena arepa con queso guayanés”. C.W.