GRUPO TENDENCIA

Pablo Cuccurullo, ingeniero de la filosofía Ok

Pablo Cuccurullo, ingeniero de la filosofía Ok

http://www.tendencia.com/2006/pablo-cuccurullo/

Pablo Cuccurullo, ingeniero de la filosofía Ok

Perfiles

1 julio, 2006

DONDYK+RIGA

La filosofía de Pablo Cuccurullo es estar ok: disfrutar “La música que me gusta a mí”, (nombre de su programa radial sabatino) e ingeniar con su creatividad en Crea, la agencia publicitaria que gerencia. En fin, vivir y trabajar de acuerdo con su estilo y fusionando ambas actividades en una misma cosa.

La historia de Pablo Cuccurullo comienza en Caracas, donde nació, y se desarrolla en Maracaibo, donde estudió. Hizo rock junto a su banda y se graduó como ingeniero civil en La Universidad del Zulia. Convertirse en publicista fue un evento poco planificado: siendo parte de la sociedad de Crea, en el año 79 decidió meterse de lleno: “Descubrí que soy un enamorado de la publicidad”.

Explotando su pasión por la tecnología incorporó la primera computadora al medio publicitario en la ciudad y con ello los sondeos de mercado. Explotando su faceta de músico fundó, a principios de los noventa, una emisora de radio para escuchar, con el mejor sonido, la música que a él le gusta. Y esto, es un hecho.

La primera sede de Ok 101 f.m. tenía una ventana abierta al público para interactuar con la cabina. El mismo impacto que causó esta sede inaugural lo logró la segunda, apostada en la transitada calle 72, como una caja transparente que alguna vez Irene Sáez comparara con la televisión, sólo que la cabina de Ok es mejor, pues uno también ve al espectador.

Pablo se hizo cargo de esto y de mucho más, dotando al estudio de equipos y sistemas de punta, que hicieron de su dial una referencia en el ámbito nacional. Y no se trata sólo de la fidelidad del sonido, sino de la versatilidad de su música, en cualquier idioma y ritmo, porque “la melodía es universal”.

Quince años celebra en el 2006 una de las hijas predilectas de Pablo Cuccurullo, pero su presentación en sociedad fue hace mucho tiempo, con ese jingle pegajoso de Alfredo Franco, los eventos masivos en la calle y la imagen juvenil que siempre ha mantenido como el vivo reflejo de su creador: un roquero creativo enamorado de la tecnología. Él está bien y la ciudad también. Todos estamos Ok. E.R.

Twitter