GRUPO TENDENCIA

Laura Mateos, Jorge luis y Carlos Alberto Salazar, astros del buen comer y el buen beber

Laura Mateos, Jorge luis y Carlos Alberto Salazar, astros del buen comer y el buen beber

http://www.tendencia.com/2006/laura-mateos-jorge-luis-y-carlos-alberto-salazar/

Laura Mateos, Jorge luis y Carlos Alberto Salazar, astros del buen comer y el buen beber

Perfiles

1 mayo, 2006

DONDYK+RIGA

Esta familia es la responsable de que en Maracaibo podamos disfrutar del auténtico sabor de la gastronomía mexicana, pues fueron ellos los fundadores del restaurante Los Soles, un lugar donde cada detalle nos transporta, con sus vibrantes colores y exóticos sabores, a la tierra del tequila.

Laura Mateos nació en México, pero el destino la trajo a Venezuela. Durante años trabajó en la industria petrolera, pero a raíz del paro cívico tuvo que utilizar el ingenio para seguir adelante: “Me dije a mi misma: ‘lo único que se hacer, además de mi trabajo, es tacos’, y decidí abrir un restaurante. Lo llamé Los Nopalitos. Mis hijos estaban muy pequeños, pero cuando faltaba un mesonero hacían la suplencia. Siempre los he involucrado en esto”.

Hace siete años, Laura llegó a Maracaibo y su presencia no tardó en hacerse sentir por estos lados. Los comensales citadinos sintieron curiosidad por degustar los sabores de Los Soles y se quedaron prendados al descubrir una gastronomía sin igual. La buena atención y el cálido ambiente se hizo de un buen número de comensales que una y otra vez regresaban a descubrir un nuevo platillo. Jorge Luis y Carlos Alberto siempre apoyaron a su madre y, a pesar de ser muy jóvenes, se entregaron por completo al trabajo: “No fue fácil, pues todos nuestros amigos pasaban las noches en discotecas y nosotros debíamos quedarnos en el restaurante. Pero eso nos hizo crecer, madurar y asumir las responsabilidades, los retos”. Estos jóvenes se tomaron tan en serio el trabajo, que no se conformaron con el éxito de Los Soles, sino que propusieron a su mamá la idea de abrir un concepto único en la ciudad, que hoy se ve cristalizado en Nuvó, el único Whiskey and Wine Bar de Maracaibo. El local sorprende por la acogedora belleza de sus instalaciones, que se han convertido en el lugar ideal para compartir el placer del vino: “Nos dimos cuenta de que prácticamente no existían locales orientados a un público más adulto. Como mi mamá siempre ha sido una aficionada del vino se nos ocurrió crear Nuvó. Fue un poco arriesgado pues la cultura del vino apenas está despertando en esta ciudad, pero nos apasiona la idea de poder enseñar a nuestros clientes y ofrecerles más de cien etiquetas de los mejores vinos del mundo”.

Sin lugar a dudas, el toque familiar se siente en la perfección de cada detalle: “Ha sido una experiencia hermosa tener a mis hijos de socios en la tarea de compartir con los venezolanos nuestra cultura culinaria y nuestras costumbres. Un sentimiento recíproco que ha reforzado la unión de esta familia: “Como hermanos, trabajar juntos a hecho que nos conozcamos mejor y que el vínculo se fortaleza aún más. Las amistades van y vienen, pero la familia queda. Y eso es precisamente lo que somos, una familia luchando por salir adelante”. C.W.

Instagram