GRUPO TENDENCIA

Julio Castillo, corazón entregado a Naguanagua

Julio Castillo, corazón entregado a Naguanagua

http://www.tendencia.com/2006/julio-castillo/

Julio Castillo, corazón entregado a Naguanagua

Perfiles

1 diciembre, 2006

DONDYK+RIGA

Los auténticos líderes son seres elegidos, no sólo por los votantes que avalan sus cargos, sino por un destino de carácter divino que les otorga una sensibilidad superior a la del resto de los mortales. Ése es julio Castillo Sagarzazu, alcalde del municipio Naguanagua, un hombre que inició su gestión en el 2001 y que ha permanecido en pie de lucha por haber orquestado un equipo que osó creer que las cosas podían ser diferentes en el segundo municipio más pobre de Carabobo: “Nunca he aspirado a tener cargos políticos. Tomé la decisión de lanzarme como candidato un día antes de que se cerraran las postulaciones, convencido por un grupo de personas. Ni siquiera era conocido Naguanagua, pero la gente confió en mí y logré el treinta y ocho por ciento de los votos. El primer día que fui a trabajar conseguí una deuda del mismo tamaño del presupuesto y los teléfonos cortados. No había policía municipal, entidades culturales ni deportivas; además me tocó trabajar además en medio de un clima público hostil”. Pero la fuerza de un espíritu sensible mueve montañas y con ella Julio Castillo pudo construir una nueva realidad para ese municipio lleno de gente grande. Sus mayor aporte fue la creación de la policía municipal, que brindó a su gente un ambiente seguro. Gracias a este visionario Naguanagua cuenta con un Instituto de Deportes y con importantes eventos culturales como el Festival Internacional del Jazz y el Festival del Samán, una palestra para la música culta y popular. Los artistas, también recibieron apoyo con la creación del salón de arte popular y con los concursos de literatura que reúnen las plumas locales con la promesa del premio mención publicación por parte de la editorial La Letra Voladora de Laura Antillano: “Cada día es más difícil preservar la identidad. No debemos abusar de las maravillas tecnológicas, sino abordar la globalización sabiendo de dónde venimos”. No es difícil entender por qué la gente de Naguanagua reeligió a Julio Castillo. Su Alcaldía recibió el reconocimiento de Transparencia Internacional, Capítulo Venezuela, en el 2004 y 2005 y su gestión ha sido un modelo de trabajo en equipo. Es un hombre con los pies en la tierra, que una vez al mes cena con una familia de su comunidad y que puede dormir cada noche tranquilo porque, dentro de sí está consciente de que ha cumplido con el compromiso que significa ser elegido en el mundo para ejercer un liderazgo genuino. Ésos son los hombres imprescindibles. C.W.

Twitter