GRUPO TENDENCIA

Daniela Vidal Romero, constancia y tesón del Zulia

Daniela Vidal Romero, constancia y tesón del Zulia

http://www.tendencia.com/2006/daniela-vidal-romero/

Daniela Vidal Romero, constancia y tesón del Zulia

Perfiles

1 julio, 2006

DONDYK+RIGA

Cuando Daniela Vidal gana un partido, aprieta los puños e imperceptible, susurra “vamos”. Así de impresionante es el carácter centrado de una niña de trece años, que ocupa el tercer puesto de su categoría  en el tenis nacional, y el primero en el universo de las expectativas. Con su collar blanco, mitad amuleto, mitad símbolo de las grandes tenistas, Daniela se presenta sin falta al religioso entrenamiento que la prepara para su objetivo: “Llegar a ser una campeona del mundo”, que tiene bien claro desde que tuviera que decidir entre los tres deportes que practicaba a nivel competitivo desde los cinco años: natación, nado sincronizado, y el que eligió. Entonces el reto se puso serio, y de las canchas del club Alemán, donde creció como persona y como jugadora, pasó a un mundo profesional, construyendo en la Academia Víctor Ramos su trampolín hacia unos sueños con nombre y apellido: Roland Garros y Wimbledon. Con esa misma constancia con que llegó a las semifinales en su primer regional, que luego conquistó en la categoría de catorce años, dando de qué hablar como “Daniela Vidal del Zulia”, con la misma constancia con que quedó subcampeona nacional este año en Valencia y fue becada por el Irdez como futura medallista, con ese mismo tesón es que Daniela mantiene un récord de excelencia en el colegio Mater Salvatoris, donde cursa el primer año. Actualmente también entrena con la selección del Zulia porque, a su corta edad, es un hecho su futuro, auspiciado por unos padres que no descansan de giras y suramericanos. Daniela no es una promesa, es una realidad que ya le está ganando al Zulia con un increíble potencial físico, que quedó tercero en la gira suramericana de la Cosat y que está patrocinado por la Wilson: “Cuando estoy jugando no recuerdo que es el último punto para ser campeona”. Y es que no es el último, sino el primero de miles que hoy se construyen con constancia y tesón. E.R.  

Twitter