GRUPO TENDENCIA

Ana María de Esteva, Carolina y Adriana Esteva, tradición en la proveeduría escolar

Ana María de Esteva, Carolina y Adriana Esteva, tradición en la proveeduría escolar

http://www.tendencia.com/2006/ana-maria-de-esteva-carolina-y-adriana-esteva/

Ana María de Esteva, Carolina y Adriana Esteva, tradición en la proveeduría escolar

Perfiles

1 diciembre, 2006

DONDYK+RIGA

La Papelería Esteva es un elemento más en la lista de útiles de los alumnos en edad escolar en la ciudad de Maracaibo. Sesenta años de tradición son la mejor prueba del esfuerzo que su fundador, Augusto Esteva Ríos, imprimió en este negocio familiar, que hoy es regentado por la tercera generación. Su primera sede, en la Plaza Baralt, fue inmortalizada como patrimonio cultural, por ser testigo y protagonista de la Maracaibo de otrora. Allí fue concebida una empresa de importación y sellos, que posteriormente dio lugar a la librería y papelería que hoy, los nietos de quienes la vieron nacer, visitamos. Augusto Emigdio, uno de los hijos de su fundador, fue el encargado de liderar y expandir a la Esteva a partir de la década de los ochenta, inaugurando su segunda sede, ubicada en el Centro Comercial Costa Verde, y posteriormente una en el sector El Tránsito, destinada al comercio por mayor. Economista de profesión, dedicó su vida por entero al crecimiento de uno de los principales proveedores de material de papelería de los colegios de Maracaibo; su esposa, Ana María Mazzei, es referencia inmediata dentro del Mater Salvatoris, Alemán, Rosmini y así una cantidad inmensa de instituciones que por más de dos décadas han delegado en ella la importante tarea de suplir su materia prima de trabajo. Hace cuatro años la directiva fue renovada, delegando en la tercera generación la modernización de esta tradicional tienda de madres confiadas ante el servicio y la experiencia, e hijos emocionados por el regreso a clases. Carolina, administradora de empresas, aprendió junto a su papá la labor que hoy desempeña: finanzas y crecimiento a bordo de un barco llamado productividad, que navega en el siglo XXI. Adriana, abogada, vigila con todo el interés y el cariño los asuntos jurídicos de esta extensión del hogar. “Se quiere mantener el aire tradicional, y manteniendo la esencia complacer al cliente con servicio y tecnología”; este es el proyecto que madre e hijas respiran y trasmiten al personal que ha hecho posible que a través de sesenta años esta papelería haya escrito de manera legible, hojas y hojas de tradición en el ramo del la proveeduría escolar. E.R.

Website | Twitter | Instagram | Facebook