GRUPO TENDENCIA

Victor Fuenmayor, ciudadano del mundo del arte

Victor Fuenmayor, ciudadano del mundo del arte

http://www.tendencia.com/2005/victor-fuenmayor/

Victor Fuenmayor, ciudadano del mundo del arte

Perfiles

1 julio, 2005

DONDYK+RIGA

 

Envuelto en una atmósfera que se me antoja a las descritas por García Márquez en  sus cuentos de épocas remotas, salpicadas de elementos tradicionales del hogar, creció el invitado eterno, Víctor Fuenmayor. Y le refiero como un invitado, porque su nombre está presente en las listas de eventos sociales, artísticos, familiares, gracias a ese don de gente y conversación pausada que sólo se alcanzan con la madurez y el roce cultural.

Abogado formado en la Universidad del Zulia, Víctor hizo a la par la carrera de Letras, definiendo ese carácter correcto y a la vez abierto al inmenso mundo de posibilidades que nos rodea, que lo hacen un ser encantador y sensible, tan sensible como lo es un crítico de arte, tan sensible como lo es el amante de la danza. Y él reúne todo esto. De pequeño, cuenta cómo marcó su vida la llegada a la nueva casa, amplia, típica, que escondía lo que entonces fue para él y sus doce hermanos un tesoro: una biblioteca con interesantes volúmenes  y revistas de la época, ante los que pasaba horas leyendo en el patio…cómo le encantaba cuando Malu, esa gran pintora del arte popular quien es su madre, le arrullaba con cuentos de Horacio Quiroga antes de dormir. Y ya lejos de los brazos maternales pues, como él expresa “Yo siento que la inclusión temprana de una familia asiática (la del artista Hung) en nuestro círculo, nos hizo entender otras culturas…siempre hemos sido maracuchos que saben del mundo”, Víctor ha sido un ciudadano del mundo.

“Llegar a París a los 23 años es como una bendición”, confiesa quien fuera alumno del gran pensador Roland Barthes, durante la época de oro de la semiótica y la psicología; con lo que Víctor regresa a Venezuela como Doctor en Semiología, capaz de discernir sobre la relación mente-cuerpo- arte, que lo convierte en uno de los más respetables críticos de la ciudad. La Escuela de Letras le recuerda como parte de esos tiempos más dinámicos, en que se reorientó su forma de ser, en que su voz crítica participaba de los grandes hechos del momento…y que vio pasar a grandes personajes.

Hoy en tiempos presentes, es Director de la Escuela de Artes Escénicas Mención Danzas de LUZ, e imparte clases de danza primitiva en Barcelona, España -desde hace dieciséis años- un regalo del destino cuando, de una dolencia de espaldas sufrida a los treinta años, su amiga Marisol Ferrari le abriera el camino a la que para él ha sido una “experiencia creativa muy total”, logrando hacer percibir contenidos conceptuales a partir de prácticas corporales. Víctor vive el arte, las formas, vive el sujeto, y como concluye en su entrevista, “Vivo todo lo que tengo que vivir”. E.R.

Facebook