GRUPO TENDENCIA

Gian Marco: “El destino final de una canción siempre será la gente”

Gian Marco: “El destino final de una canción siempre será la gente”

https://www.tendencia.com/2019/gian-marco-destino-final-una-cancion-siempre-sera-la-gente/

Gian Marco: “El destino final de una canción siempre será la gente”

Entrevistas

Su indiscutible talento lo ha llevado a consolidar una carrera artística de 29 años, con canciones que exponen el lado más íntimo de este cantautor peruano que hoy nos revela su fuente de inspiración, además de los detalles de su más reciente producción discográfica, Intuición.

25 marzo, 2019
gian marco

Cruz, Omar

 

Auténticas historias de amor y desamor reflejan su sencillez y destreza para la composición. Lleva su natal Perú impregnado en cada sonido que emite en sus contagiosas canciones que fusionan ritmos étnicos con pop contemporáneo. Inició su carrera en la década de los 90, y desde entonces no ha parado de escribir y componer; una  bendición pues lo hace feliz y espera continuar hasta el final de sus días. En exclusiva, Gian Marco contó a Tendencia cómo ha mantenido su esencia a la vez que se reinventa para seguir compartiendo su música con el mundo.

 

A más de 25 años de trayectoria artística, ¿cómo describirías tu evolución desde tus inicios hasta la actualidad?

De mucho aprendizaje y agradecimiento, nunca me imaginé que iba a grabar 15 discos. Cuando uno empieza esta carrera tiene muchos sueños y con el tiempo vas aprendiendo. En mi caso, como compositor y músico, he evolucionado también, te vas reinventando; siempre quise tener una carrera longeva, nunca quise que esto durara poco porque era y sigue siendo mi vida. En el camino descubrí que podía escribirle a otros artistas, lo que me ha servido para poder llegar a muchísima gente y a otros países a través de voces de otros. Entendí que el destino de una canción siempre va a ser la gente, cante quien la cante, la escriba quien la escriba; al final las canciones le pertenecen a la gente. Así ha sido mi evolución, siempre he abrazado mi carrera, la veo con cariño y mucho respeto, con un equipo de trabajo muy lindo y tocando en vivo con mi banda, porque para mí grabar un disco es salir de gira, tocarlo y disfrutarlo.

 

Has grabado 15 álbumes. ¿Cuál es tu fuente de inspiración para componer letras tan reales?

La gente. Para cualquier escritor las historias de la gente siempre van a ser las que están presentes; las personas me preguntan: “¡Oye! ¿Cómo haces para decir exactamente lo que estoy sintiendo en este momento?”. En realidad, el amor y el desamor es el mismo en todos, tal vez la diferencia es hablar de una manera muy personal y distinta. A eso me dedico, me gusta contar historias de manera diferente, me gusta mucho la metáfora. Es también parte del oficio, es una marea inagotable de inspiración porque también vivo para la música, vivo por la música.

 

¿Cómo te sientes al ver que tus canciones son éxitos de grandes artistas como Gloria Estefan, Alejandro Fernández, Marc Anthony y Diego Torres?

Feliz, el destino de una canción siempre va a ser la gente y muchos han descubierto mi música a través de otros artistas, entonces todos los circuitos son buenos para poder llegar al público y para que se acerquen a tu mundo. Pero para mí descubrir que podía escribir también para otros artistas es una bendición y un halago de que grandes voces de Latinoamérica me pidan canciones; para mí es un placer y siempre ha sido una fuente importante de inspiración.

 

Durante todos estos años de carrera, ¿cuál ha sido tu mayor reconocimiento?

El cariño de la gente de mi país, de mi tierra Perú; he sido bendecido por el cariño de mi gente, el amor de mi tierra que me ha permitido ser músico y llevar mis letras a la gente. Y obviamente mi equipo de trabajo, que me ha ayudado a llegar a otras puertas, otros países. El sentimiento que más tengo en mi carrera es agradecimiento, trabajar en lo que me gusta; ser feliz con lo que hago es una bendición y lo seguiré haciendo hasta el final de mis días, definitivamente.

¿Cómo has logrado mantener esa fusión de ritmos étnicos de Perú con el pop contemporáneo?

Latinoamérica en general se reconoce en ese sentido y populariza un poco lo que pasa en su tierra con lo que está pasando en el pop.  Siempre la fusión me ha gustado, aunque también tengo la parte del cantautor, pero siempre hay melodías que vienen del folclor y es un poco mi base.

 

¿De dónde nace Intuición, tu último disco?

Siempre le pongo títulos a mis discos de lo que para mí significa el trabajo, nunca le pongo títulos de una canción. “Intuición” es una palabra que me ha acompañado a lo largo de mi carrera. La intuición es la ausencia de la razón y para hacer canciones hay que dejarse llevar, no pensar tanto. Intuición tiene 11 canciones y está producido por KC Porter, es mi disco número 15 al cual le tengo mucha fe. Ya hemos sacado un primer single que se llama Bésame. El segundo se llama Tú No Te Imaginas, que tiene 2 versiones: pop y la versión bachata que la hago con Debi Nova, producida por Juan Luis Guerra. Ahora estamos haciendo una canción que se llama Sácala A Bailar, que casualmente empieza con un cuatro venezolano; el disco lo pueden escuchar en plataformas digitales, es muy bonito, estoy muy feliz con ese álbum y sobre todo porque es el disco número 15.

 

¿Tienes algo pendiente por conquistar o lograr en tu carrera?

Regresar a Venezuela. Tuve la suerte de vivir en Venezuela cuando era muy niño, viví en Caracas, en los Palos Grandes, y tengo un recuerdo muy lindo de allá. La primera vez que toqué en Venezuela fue en el año 90, llegué a cantar en Sábado Sensacional con Gilberto Correa. Luego de eso regresé en el 2002-2003, en una época de transformación importante en la vida política de Venezuela y, casualmente, fue el promocional de mi primer disco: Se Me Olvidó. Para mí y para muchos artistas Venezuela es y seguirá siendo un lugar importante a donde todos queremos regresar, y después de eso quisiera seguir grabando discos, llevar mi música a la gente; creo que esta carrera se trata de ser uno y de reinventarse. Mientras Dios te dé la oportunidad de seguir creando, pues así lo seguiré haciendo.