GRUPO TENDENCIA

Mark Tacher, un artista sin frenos

Mark Tacher, un artista sin frenos

https://www.tendencia.com/2016/mark-tacher-un-artista-sin-frenos/

Mark Tacher, un artista sin frenos

Entrevistas

29 abril, 2016
Entrevista_Tendencia_Edicion_81_Mark_Tacher_1

VALLE, Oscar @theoscarvalle

Mark Tacher celebra sus 22 años de carrera artística como uno de los actores mexicanos más multifacéticos de la televisión. Sus facetas como cantante, músico, modelo, conductor y ahora también productor, le han abierto las puertas del mundo del entretenimiento. 16 telenovelas, nueve obras teatrales y cinco películas son parte del recorrido de esta estrella.

Mark Tacher llegó a la televisión por accidente como él mismo confiesa. Estudió veterinaria y mercadotecnia por cuatro años hasta que, a los 17 años de edad, puso de lado sus carreras universitarias para especializarse en las artes dramáticas y así encontrar su espacio en la pantalla chica.
Judío, hijo de madre rumana y padre turco, desde sus inicios se destacó por su originalidad a la hora de interpretar personajes, y desde entonces no ha parado de triunfar en medio de las oportunidades.
Este artista siempre ha tenido claras las prioridades en su carrera y es predicador de la versatilidad a la hora de trabajar, esa que solo se encuentra cuando verdaderamente se ama lo que se hace. Asegura que sus mayores satisfacciones siempre han sido entretener a la audiencia y personificar los papeles con historias reales.
Durante su carrera como actor, su talento le ha permitido establecerse en diferentes países de Latinoamérica donde ha recibido el cariño del público. Actualmente vive en Ciudad de México y trabaja para el canal Televisa. Tendencia tuvo la oportunidad de entrevistarlo para conocer sus nuevos proyectos para este 2016.

¿Qué te llevó a la actuación?
Desde muy joven siempre fui muy curioso. Me llevé por el arte desde muy chiquito, tuve una banda de rock a los 15 años y de repente entrando a trabajar en TV Azteca, cuando cumplí mis 17, abrieron una escuela de actuación y sabiendo lo mucho que me gustaba me dije: “Vamos a ver qué tal esto”. Resultó ser una carrera maravillosa, que me cobijó, que me ha dado muchísimas alegrías, muchas más que tristezas. La verdad la actuación para mí lo es todo, creo que fue la vida misma la que me fue llevando por el camino. Siempre he dicho que estas carreras o disciplinas no las escoge uno, sino que lo eligen a uno.

Después de pertenecer a esa banda de rock durante ocho años, ¿qué te llamó la atención de la televisión?
Que me podía expresar, que era un medio en el que nunca antes me había imaginado y que podía ofrecerme grandes posibilidades. Yo continué con mi banda cinco años más después de entrar a la televisión. Se acabó porque cada uno tenía su vida, su camino. Pero la música es mi vida, toco guitarra, bajo y percusión y, aunque de la música no me podré desligar nunca, la televisión fue un accidente del que no voy a arrepentirme jamás.

Tu carrera como actor te ha permitido trabajar en diferentes países de Latinoamérica, ¿qué ha sido lo más difícil de estar lejos de México?
Al principio lo más difícil era entender que tenía que crecer, madurar y seguir adelante por mis propios méritos y esfuerzo, con toda la enseñanza y la educación que me dieron mis padres. Esa fue la parte más difícil de mi carrera: entender que mi vida estaba cambiando y que es mi decisión tomar las oportunidades o dejarlas pasar. Madurar fue fuerte.

¿Te consideras un actor con propósito?
Me considero un actor en proceso. Creo que la actuación te acaba haciendo actor con el paso de los años. Cada vez te vas puliendo, tienes mayores experiencias de vida que puedes dramatizar en algún personaje, tienes más referencia, siempre y cuando te atrevas y seas curioso. En lugar de sentirme un actor con propósito, considero que el propósito de ser actor es mejorar todos los días para poder ser un poco más sincero, para darle al público lo que está buscando en uno: una representación de la vida real en sus momentos más álgidos.

¿En qué estás enfocado actualmente?
Estoy enfocado en mis clases de canto porque me estoy preparando para hacer una película en Puerto Rico, Colombia y Cuba sobre la vida de Lupe, la cantante cubana de la época de los 70. Una mujer con mucho carácter que tuvo que enfrentar grandes pruebas en su vida. También quiero hacer un proyecto musical. Esperamos una telenovela para junio y una película que se estrena en octubre de este año en México, una historia muy simpática que se llama La prima, una comedia que nos permite entender la idiosincrasia y el carácter de quienes viven en los pueblos mexicanos.

¿Qué es lo que más te apasiona de hacer cine?
La pasión con la que se hace la fotografía, todo lo que conlleva a una disciplina teatral, porque muchas veces el cine se graba en una sola cámara y todo movimiento o gesto que hagas en un plano lo debes repetir en el otro. El cine lleva una concentración suprema. Me gusta la paciencia con la que se hace. Creo que una de la cosas más interesantes es la manera como realmente se puede mostrar la fotografía en movimiento y de su poder para comunicar un mensaje.

Haces teatro, cine, eres modelo y además conductor de televisión. ¿De dónde crees nace tu interés por el entretenimiento?
Desde los ocho años me gustaba a ir a los scouts para descubrir la forma de sobrevivir en el campo. De repente, en ciertos campamentos habían jóvenes que salían a tocar guitarra en la fogata y ese momento, en el que veía cómo la gente cantaba y se divertía, hizo que me interesara inmediantamente por el entretenimiento, y desde entonces nunca más me puede zafar de la belleza de este mundo actoral.

¿Crees que la telenovela La hija del mariachi marcó un antes y un después en tu carrera profesional?
Creo que ha sido la novela que me conectó con México, en un momento en el que estuve tan desarraigado, y me hizo aflorar los sentimientos hacia mi patria. Gracias a ese éxito me han recibido con tanto cariño en diferentes partes del mundo como en Estados Unidos y Europa. La gente recuerda mucho esa telenovela que se grabó en Colombia.

¿Es díficil ser una figura pública y al mismo tiempo reservar algunos momentos de tu vida privada?
En un principio sí lo fue, pero después fui aprendiendo cómo hacerlo. Es gratificante estar con mi público de una manera cercana. A mí me gusta tener una vida privada y la gente y mis fans lo han entendido.

¿Has sentido la necesidad de reinventarte?
Claro, siempre a todos nos toca reinventarnos. En este momento estoy a punto de estrenar mi faceta como productor. Estaré un tiempo tras cámaras porque estoy produciendo una serie con mi primo, Ruby Tacher, él es cineasta y próximamente estaremos trayéndola a México. Esta sería mi primera producción en teatro y en televisión.

¿Qué ha sido lo mejor que te ha ocurrido en la vida?
Haber encontrado desde muy chavo el objetivo que tenía: la actuación. Eso se lo voy a agradecer siempre a Dios.

¿En quién crees?
Creo en Dios, creo en la bondad, y en la belleza de las cosas.

¿Sueñas en grande?
Claro, nunca he dejado de hacerlo. Creo que el que deja de soñar, deja de vivir y nunca es tarde para nada, nunca.

¿Cuál es tu filosofía de vida?
Todo el tiempo se necesita de algo o de alguien para seguir adelante.

Redes sociales: Instagram | Twitter

Agradecimiento: Germán Mujica Aude