GRUPO TENDENCIA

Gian Franco Curzi, la pasión por la buena cocina

Gian Franco Curzi, la pasión por la buena cocina

https://www.tendencia.com/2016/gian-franco-curzi/

Gian Franco Curzi, la pasión por la buena cocina

#TendenciaARUBAPerfiles

9 agosto, 2016
gian_franco_curzi_tendencia_1

CAMACHO, Álvaro

Gian Franco Curzi es uno de los talentos culinarios que ha concebido Venezuela. La disciplina y la destreza en la cocina de este caraqueño se convirtieron en su bandera y, en parte, de su éxito. Su capacidad para preparar un plato exótico es evidente en diferentes rincones del mundo, dejando siempre el nombre de su país en alto. Actualmente, es el chef de +297 Restaurante, un epicentro gastronómico situado en el corazón de una de las perlas del Caribe, Aruba.

Celebra 15 años en el gremio, y aunque siempre le interesó la cocina, no descubrió su pasión hasta cumplir sus 20 años, cuando por circunstancias adversas se mudó a Inglaterra y consiguió su primer trabajo como mesonero. Desde ese momento sintió una inclinación que lo alentaba a aprender y además medirse con grandes chefs internacionales. Llegando a forjarse en restaurantes como el Galvin La Chapelle, ganador de varias estrellas Michelín.

Durante su proceso de formación tuvo la oportunidad de aprender de la cocina europea, aunque se especializó en la moderna americana, con fusión, japonesa, china, mediterránea y molecular. Pero en 2007, después de 14 años en Inglaterra, decidió regresar a Venezuela y no fue hasta 2012 cuando retomó las riendas de su pasión.

Un año después se inició como chef en el Cine Restaurante, en Caracas, y en 2014 asumió el cargo de chef ejecutivo. Desde entonces ha contribuido en el desarrollo de este restaurante de renombre, de donde se desprenden grandes proyectos en sus diferentes sedes en la capital venezolana. El éxito de estos restaurantes fue la plataforma que le impulsó a la isla de Aruba para figurar como uno de los chef del +297 Restaurante, una nueva propuesta gastronómica.

gian_franco_curzi_tendencia_2

CAMACHO, Álvaro

“Estamos creando el primer laboratorio de comida molecular en el Caribe y en Venezuela. A eso vinimos, con ganas de hacer un cambio, de sembrar un nuevo concepto, de crear oportunidades y trabajar una nueva tendencia”. Lo más interesante de esta es que todo está hecho en casa.

Gian Franco es un hombre humilde, es emprendedor y su temperamento le ha permitido calar entre los mejores y ser ejemplo de la generación de relevo. “Todo lo que hago y lo que hace la gente a mi alrededor me gusta que se haga con pasión. No me gusta la cocina mediocre porque salí de un país con mucho arte culinario”. Tiene la responsabilidad de guiar a unos 125 cocineros que dan la cara en Venezuela y 25 que llegaron recientemente a la isla para profundizar conocimientos en esta nueva propuesta.

“El motor de un restaurante es la cocina, así que nuestro deber es que cada plato sea servido a la perfección. Para llegar a donde estamos y para llegar a donde queremos estar, es un trabajo bastante fuerte, pero vale la pena”.

Redes sociales: Instagram