GRUPO TENDENCIA

Viviana Gibelli: “Soy una artista integral”

Viviana Gibelli: “Soy una artista integral”

https://www.tendencia.com/2015/viviana-gibelli-soy-una-artista-integral/

Viviana Gibelli: “Soy una artista integral”

Revista

El éxito le llegó desde su primera vez ante las cámaras, hace ya tres décadas, y desde entonces no ha parado. Es la representación de la actual mujer venezolana y afirma que sigue creyendo en el país. Animadora, actriz, cantante, médico, empresaria y madre de dos niños, son las facetas que ostenta. Hoy se dedica a nuevos proyectos como productora ejecutiva independiente y como emprendedora de una nueva firma de diseño de moda.

16 julio, 2015

viviana_gibelli_tendencia_77_entrevista_1

DUMONT, Iván

No es fácil lograr un momento libre en la agenda de Viviana Gibelli. Su versatilidad la lleva siempre a emprender diferentes planes en su búsqueda por crecer personal y profesionalmente.Una de las figuras de la pantalla chica más queridas en Venezuela e Hispanoamérica dedica hoy su tiempo a su programa de radio Lo mejor de todo con Viviana en el dial de Onda en todo el país, a preparar sus propios proyectos para la televisión nacional e internacional, y a su mayor prioridad, ser madre de Aranza de seis años y Sebastián de cuatro años. Es imagen publicitaria de al menos siete marcas y colabora sigilosa y constantemente con organizaciones como SenosAyuda y la Fundación de Amigos del Niño con Cáncer. Viviana, que cumplirá 50 años en diciembre, tiene 28 años de vida artística y continúa más vigente que nunca.

¿Cómo pasaste de la medicina al mundo artístico? ¿Qué te llevó a dar ese giro?
En realidad fueron simultáneas, ya estaba estudiando medicina y venía de trabajar en el Poliedro de Caracas como guía cuando concursé en el Miss Venezuela. Participé en el certamen en febrero del año 87, luego viajé a varios concursos y de regreso me llamaron a un casting para hacer Complicidades. Desde 1988 comencé a trabajar con Venevisión.

¿Qué anécdota recuerdas de tus inicios en la televisión?
Una anécdota simpática de esos momentos es que con mi primer sueldo, que eran seis mil bolívares entonces, me compré mi primer carro.

¿Cuál ha sido la mayor lección que has aprendido en estos años dedicados al entretenimiento?
Una de las cosas que más me ha quedado es que para permanecer en este negocio tienes que amar lo que haces, valorar tu profesión y verla como tal, tomarla muy en serio. Y otra cosa es que en este negocio la autenticidad es lo que prevalece, si no eres auténtico sencillamente no permaneces en el tiempo. Te caes, te desmoronas. Tienes que encontrarte a ti mismo a lo largo de tu formación, sea como presentador, como actor o como artista integral. En ese proceso te descubres, descubres cuál es tu esencia y esa es la que tienes que proyectar. Finalmente si solo estás interpretando un personaje, tarde o temprano se cae, por ello en este negocio hay que ser auténtico y además perseverante.

¿Cuál crees que ha sido tu mayor acierto profesional en estas casi tres décadas de carrera artística?
He tenido muchos aciertos, pero no puedo decirte uno solo porque alguno habrá sido pequeño, otro quizás más grande, pero toda esa suma de aciertos me ha llevado a ser lo que soy ahora. Cada acierto es un escalón, al igual que los desaciertos porque finalmente todo construye y suma, todos te dan experiencia.

Hace poco se anunció que estarás como productora ejecutiva independiente, ¿Qué proyectos esperas concretar?
Hoy en día hay una ausencia en televisión de programas, yo tengo experiencia, tengo 28 años trabajando en Venevisión y he estado de la mano de los mejores productores del país, como Joaquín Riviera, Ricardo Peña, Hugo Carregal, personas de mucho peso en esta industria y de ellos he aprendido. Este es un crecimiento lógico. He tenido la oportunidad de ser productora ejecutiva de Confidencias, y con mi propia empresa hacer producciones teatrales, he recopilado experiencia. Quiero evolucionar a otras cosas, eso no quiere decir que deje de ser lo que soy, yo sigo siendo presentadora y actriz, pero esto es parte del crecimiento.

¿Seguirás ligada a Venevisión en esta nueva etapa?
Venevisión siempre será mi casa. Obviamente en quienes pienso a la hora de utilizar una pantalla es Venevisión, también está la pantalla de Televen y ojalá existiese todavía la de RCTV. Venevisión es mi primera opción, tengo muy buenos afectos, relaciones, fue mi escuela, pero eso no quiere decir que mi talento y mi trabajo no puedan estar en otro lugar. No puedo adelantar nada, solo que es un trabajo en conjunto y que estoy trabajando con personas maravillosas. Aún no tengo una fecha.

¿Es cierto que rechazaste ofertas del canal nacional TVES y de otras televisoras de Panamá?
No he rechazado ofertas desde Panamá, es un país maravilloso y seguimos conversando. En relación al ofrecimiento que me hizo TVES, que vino de parte de mi compañero Winston, hubo una conversación cordial y amigable, como siempre ha sido, y básicamente lo que pasó es que yo estaba ya en otros proyectos. Le agradecí enormemente pero realmente estoy ocupada en otros planes, también tengo el programa de radio y a mis hijos que es mi producción mayor y a la cual quiero dedicarle tiempo y calidad.

viviana_gibelli_tendencia_77_entrevista_2

DUMONT, Iván

Formaste parte de una de las épocas doradas de la televisión venezolana ¿Qué crees que hace falta ahora para retomar ese nivel? ¿Cómo ves el futuro de la TV en el país?
Yo asocio la televisión con el país, es un reflejo de lo que estamos viviendo. Hay falta de producciones porque no hay dinero, todo es una cadena que se retroalimenta. Los empresarios, que son quienes anuncian sus productos y dan el dinero para que un canal funcione, no están funcionando bien. Entonces si las empresas no están funcionando ¿cómo puede funcionar bien un canal que se ve afectado por la misma crisis? Esto no es cuestión de un dueño o de otro dueño, la televisión está afectada por la situación de país. Es cierto que dentro de esta situación se pueden crear programas con contenido y menos recursos porque la creatividad se exacerba en épocas de crisis. Pero, que en estos momentos se puedan hacer grandes producciones, eso no existe. Vendrán si el venezolano quiere que vengan. Hay muchos venezolanos que seguimos aquí construyendo país.

En tus redes sociales diste un adelanto sobre un nuevo proyecto de diseño y moda, cuéntanos ¿cómo va?
No puedo contar todavía nada de eso. Fue un pequeño adelanto de otro proyecto paralelo. Estamos trabajando yaún no tengo una fecha para darlo a conocer. Pero es importante que la gente sepa que seguimos haciendo cosas buenas en Venezuela. Soy de las personas que creen en este país y por eso sigo emprendiendo aquí. Debemos tener un propósito en la vida y paralizarnos no es la forma de alcanzarlo. Si salimos huyendo sin un propósito igual nos llevaremos lo negativo a donde vayamos.

¿En qué te cambió tu faceta de madre y cómo ha influido en tus cambios profesionales?
Soy otra persona, mi vida tiene más luz, más brillo. Ser madre es lo máximo. Es encontrar ese motivo diario por lo cual levantarte, reírte, y ser responsable. Da un susto enorme, pero al mismo tiempo es extraordinario. Yo siempre he sido pro maternidad, soy una mujer de familia. Mis hijos ahora están un poco más grandes y entienden lo que hace mamá, pero hay días en los que apago el teléfono y soy exclusivamente para ellos. Desde el vientre ellos han sido muy consecuentes, mis embarazos los viví trabajando en La Guerra de los Sexos. Mis dos barrigas las vio Venezuela entera y yo seguía entreteniendo feliz.

Estás por llegar a los 50 años, ¿Has logrado todo lo que soñabas al llegar a esta edad?
Creo que Dios me regaló más cosas de las que yo tenía en mente. Sin embargo siempre quiero más, no de una manera ambiciosa y desmedida, sino que vas creciendo y con la experiencia otras cosas empiezan a ser importantes y ese querer más te ayuda a poder dar más. Yo trabajo con fundaciones como SenosAyuda, con los niños con cáncer, y aunque la labor no se ve a diario porque la idea no es publicitarse, siempre quieres dar más, incluso más que recibir. Creo que Dios me ha recompensando porque me ha visto trabajar muchísimo, nada es gratuito, nada es por enchufe, todo lo que tengo me lo he ganado.

¿Y cuál trabajo te ha significado un mayor reto?
Creo que permanecer durante 15 años haciendo un programa para la familia, no solamente fue un reto, fue un récord. Se dice fácil pero La Guerra de los Sexos es el único programa venezolano de concursos que se mantuvo al aire por 15 años. Trabajar en momentos de crisis y que siguiera siendo exitoso fue un reto. Mantenerte por ese tiempo en el mismo programa con audiencia absoluta tiene su secreto: hacerlo con amor. Hacer Viviana a la medianoche, también fue un reto porque pude tener mi propio show internacional que se transmitió en todo Estados Unidos. Era la primera vez de una mujer haciendo un late night show en el mercado hispano de ese país y fue una gran oportunidad que me dio Univisión.

Has tenido una carrera exitosa, que incluye incursiones en el canto y la actuación ¿Sientes que te falta algo por hacer?
Es cierto que he tenido una carrera plena y muy exitosa, he estado en los mejores momentos de la televisión, pero eso no quiere decir que yo me vaya a quedar ahí. Tengo muchas inquietudes y cosas por hacer. Profesionalmente me siento muy satisfecha, me he desempeñado como una artista integral porque nunca quise que me encasillaran en nada, a mí me gusta animar y es donde he permanecido por más tiempo, pero también me gusta actuar y cantar, siempre quise ser integral y gracias a Dios he podido hacer miles de cosas.

¿Te gustaría volver a actuar?
¡Claro que me gustaría! No ahora, pero sí a futuro. Buscaría un personaje que sea un reto y que me llene.