GRUPO TENDENCIA

Janettsy Chiszar, bienestar para el cuerpo y el alma

Janettsy Chiszar, bienestar para el cuerpo y el alma

https://www.tendencia.com/2015/janettsy-chiszar-bienestar-para-el-cuerpo-y-el-alma/

Janettsy Chiszar, bienestar para el cuerpo y el alma

Revista

Esta venezolana se ha dado a conocer en nuestro continente no sólo por su belleza e inocultable sonrisa sino por sus consejos para una mejor calidad de vida física y emocional. Para esta coach motivacional, personal trainer, instructora de Zumba y chef de la sana mesa lo que comenzó como un reto personal se transformó en una inspiradora experiencia que ahora comparte con quienes desean una vida más plena, feliz y saludable.

9 marzo, 2015
janettsylite15-2

ROMERO, Sarah

¿Cómo nació tu interés por la actividad física?

Recuerdo que no era de las personas que hacía ejercicio porque temía perder mi figura y a ponerme musculosa como Arnold Schwarzenegger (risas). Le tenía un poquito de miedo a las máquinas y las pesas, aunque siempre fui una niña muy activa. Un día hice una clase de Zumba y me di cuenta de que a pesar de siempre haber sido delgada, estaba muy fuera de forma; cardiovascularmente me cansé muy rápido y casi no podía ni respirar. Ahí descubrí que tenía algo que hacer por mejorar, entonces me fui enamorando de la Zumba y por ahí empecé.

¿Qué te motivó a compartir con la gente tus experiencias como camino para una vida más saludable?
Entré a este mundo de las redes sociales al participar en el concurso Nuestra Belleza Latina, pues a futuro quería ser actriz y modelo. Luego, ya siendo instructora de Zumba, decidí ser mi entrenadora y mudarme a Miami. En Facebook colocaba mis consejos e interactuando con mis seguidores me di cuenta de que, aparte de instrucción física y nutricional, les hacía falta motivación. Para que una persona tenga una transformación física debe pasar por una transformación interna. Más allá del ejercicio mi objetivo está en conectar a las personas consigo mismas, con el perdón, con aliviar rencores, con el quererse, valorarse y apreciar a las personas que están alrededor.

¿Por qué los latinoamericanos hemos sido históricamente tan renuentes a cuidarnos en lo físico, en lo nutricional y —ya que lo mencionas— en la parte emocional?
Qué buena pregunta. Antes nuestros patrones tradicionales de alimentación eran muy sanos. Lo que sucede es que desde hace unos 25 años o más la industria alimenticia ha cambiado; hoy existen refrescos, comidas rápidas y otro tipo de alimentos procesados, además del estrés y el rápido ritmo de vida. Por tanto, los latinoamericanos no nos hemos ocupado apropiadamente del tema pues seguimos la sana tradición alimenticia de nuestros antepasados (arroz, arepa, etc.) pero pasamos por alto que se han sumado otros elementos químicos como refrescos y alimentos procesados, que traen problemas en nuestra salud. Adicionalmente, las facilidades de transporte y los avances tecnológicos hacen que tengamos una vida menos activa. No hemos encontrado un balance óptimo y, más que renuentes, no nos hemos interesado lo suficiente. 

¿Qué elementos básicos debemos considerar para hacer un cambio profundo en nuestra vida?
Primero, una transformación interna en la que comiences a valorarte y quererte. Si quisieras a tu cuerpo y valoraras tu vida les darías a ambos lo mejor; pero a veces nos enfocamos en lo material y trabajamos por tener las mejores cosas, en detrimento de nuestra propia salud. Y segundo, ¡comenzar por lo que te guste! Yo lo hice con Zumba. Empieza con algo que poco a poco te vaya llevando a querer más. Lo primordial es tener un compromiso contigo mismo y con tu salud.

Nuestra cultura gastronómica en Venezuela es muy amplia. ¿Qué alimentos de los que tradicionalmente encontramos en nuestra idiosincrasia recomiendas para llevar una alimentación más sana y balanceada?
Bueno, ¡obviamente la arepa! (risas). Me encanta la arepa pero preparo la mezcla con mitad de harina tradicional y mitad de avena molida, dándole así más fibra. También la carne mechada la puedo sazonar igual, evitando usar cubitos o condimentos químicos sino solamente vegetales; y si como caraota, arroz o plátano —los tres son carbohidratos— me sirvo una porción más pequeña de cada uno para tener un plato más balanceado sin obligarme a que sacrificar mi paladar. Todavía puedes mantener tu sabor latino-venezolano pero haciendo una mejor elección.

janettsylite15-1

ROMERO, Sarah

Ahora respecto al consumo de alcohol, tan común en nuestros países ¿cómo podemos hacer en ese caso si deseamos llevar una mejor vida, puesto que éste afecta nuestro rendimiento?
Igual que en lo demás. Comenzar a regular el consumo, disminuirlo y seguramente en un punto no lo necesitarás más o al menos no con alta frecuencia. Tengo un programa que se llama InstaPower 21 (#Reto21): consiste en tres semanas donde desintoxico a las personas y les enseño a llevar una vida sana en todos los sentidos. Toma 21 días para crear un cambio, si tienes un compromiso con tu salud habrá un balance. Se trata de replantear tus límites y establecer nuevos parámetros para un cuerpo y vida más saludables.

Los suplementos alimenticios, adelgazantes o esos que dicen ser milagrosos… ¿son saludables?
No, no son recomendables. En la comida lo tienes todo. Obviamente hay suplementos que te pueden ayudar como los aminoácidos, las proteínas o la glutamina, pero la meta es crecer saludable y no depender siempre de un producto. Por eso es importante tomar conciencia sobre el uso de ayudas nutritivas que se venden como “milagrosas” y que pueden acarrear problemas más adelante si no se usan conscientemente.

En resumen ¿qué tipo de alimentos son necesarios para llevar una vida sana y con qué frecuencia debemos consumirlos?
Las proteínas, los carbohidratos, los vegetales, son sumamente necesarios, ahí está la fuente de muchos minerales y vitaminas. Tomar suficiente agua, cinco o seis vasos como mínimo o dependiendo de tu actividad física en el día; comer cada tres a cuatro horas comidas sanas para mantener al cuerpo trabajando todo el tiempo. Comer lo más natural y evitar los alimentos procesados también es clave.

¿Cuál es el elemento esencial para alcanzar el éxito y cambiar nuestro estilo de vida a uno más saludable?
El cambio de actitud. El levantarte cada día agradecido con la vida, encontrar un punto espiritual que te permita quererte, valorarte… tienes un día más de vida, ¡valóralo! Cada quien es más grande que sus circunstancias. Cuando entendamos esto último podremos sobrellevar muchas cosas. Elige por tu salud, por ti, por una mejor vida para ti, tu familia y para los que te rodean.