GRUPO TENDENCIA

Ricardo Quintero, cazador de estilo

Ricardo Quintero, cazador de estilo

https://www.tendencia.com/2010/ricardo-quintero/

Ricardo Quintero, cazador de estilo

Perfiles

1 mayo, 2010

BALDERA, Diana

La moda habla y cuando lo hace, necesita de artistas como Ricardo Quintero para hacerse entender. A sus veinte años partió de su natal Maracaibo con destino a Caracas sin saber que se convertiría en una herramienta de la moda. Cinco años más tarde es una promesa de la fotografía, cuyo lente ha capturado las mejores imágenes de la pasarela y backstage de marcas como Durant&Diego, La Senza y los mejores diseñadores del país. Hoy en día su talento se exhibe en revistas nacionales, entre ellas Tendencia: “Me he enfocado mucho en editoriales de moda, en reflejar una historia en ocho, o doce páginas cuando tengo suerte, con la moda como protagonista. Mientras mis compañeros de promoción de Cinematografía de la Escuela de Cine de Caracas, se dedicaron a producir comerciales, guiones y películas, yo incursioné en una área diferente. Disparar la cámara es apenas un cuarenta por ciento de mi trabajo, a decir verdad aprendí muchas más cosas en sesiones de fotos que en la universidad en sí. Hoy tengo conocimientos que ni mi mamá se imaginaría que algún día yo tendría que saber, como detalles de maquillaje y de cómo un vestido me pide que lo fotografíe. Son muchas cosas que he debido aprender y que no van de la mano de la técnica de fotografía como tal”. Su presente dista mucho de los planes que tenía para sí cuando pequeño, pese a que a los doce años su primera cámara, regalada por sus papás y con figuras de las Tortugas Ninja, ya le robaba su atención: “De niño soñaba con ser creativo de una agencia de publicidad. Mi mamá creó su propia agencia con unas amigas y yo era prácticamente la mascota de su departamento de arte, crecí viendo trabajar a los diseñadores”. El gusto por la fotografía lo recuperó años más tarde, cuando estudiando Comunicación Social en la Unica pasaba horas en los laboratorios revelando rollos. Al llegar al quinto semestre desistió de continuar la carrera atraído por la idea de viajar a Suiza para aprender francés y conocer nuevas culturas, sin embargo, al llegar a Caracas la ciudad le tenía otros planes. “Vine para sacarme el pasaporte y tuve miles de problemas para lograrlo. Me pidieron esperar un año y en ese interin no podía quedarme sin hacer nada, así que decidí estudiar Cine. Una vez graduado se me presentó la oportunidad de la fotografía de modas. Decidí mirar hacia ese campo y afortunadamente me sonrió y mucho. Tanto así que en diez años me imagino haciendo el calendario Pirelli. Para un fotógrafo eso es como ganar un premio Oscar. Lo tengo de meta, quiero empezar a trabajar internacionalmente. Ahora quiero brincar el charco”. A.B.

Website | Twitter | Instagram