GRUPO TENDENCIA

“Chichilo” Urribarri, el comercial del pueblo zuliano

“Chichilo” Urribarri, el comercial del pueblo zuliano

https://www.tendencia.com/2008/jesus-angel-urribarri/

“Chichilo” Urribarri, el comercial del pueblo zuliano

Perfiles

1 diciembre, 2008

ARANGUREN, Jesús

Probablemente en Maracaibo pocas personas reaccionen ante el nombre Jesús Ángel Urribarrí, pero de seguro a muchas se les sale una sonrisa cuando nombran a Chichilo, un personaje que durante los ochenta resonó por la ciudad por ser el creador del emblemático Comercial Chichilo. Este marabino pertenece a una familia de once hermanos, donde todos son profesionales, pero cuenta con orgullo que el comercio era su vocación: “Mi papá y mi tío eran dueños del Frigorífico La Marina. Empecé allí como empleado, era el encargado de madurar los quesos de año”. Tanto su tío como su padre sufrieron infartos al corazón, lo que obligó a Chichilo a tomar el control y asumir una gran responsabilidad a corta edad. En 1979 les compró el negocio y se distrajo con su nueva pasión, la política: “Invertí todos mis ahorros en la campaña de Piñerúa e incluso canté la gaita del candidato junto a Guaco y Cardenales. La gente no paró de echarme broma cuando perdió y hasta me enviaban pitos a mi casa”. En el 85 el Comercial Chichilo abrió sus puertas, un gigantesco galpón que vendía frutas, víveres y licores, y que se convirtió en el predilecto de los zulianos, por ofrecer los mejores precios: “Durante once años fui el mayor vendedor de licores de Venezuela. Rompí récords de venta en Escocia. Las compañías me regalaban viajes y me dieron como ocho Centruys. El 31 de diciembre me daba el abrazo con los empleados, porque los clientes no me dejaban cerrar. Mi técnica fue vender volúmen y barato. No teníamos ni aire. Nos convertimos en un supermercado con veintiséis cajeras. Mi secreto fue pagar de contado; no tenía gerente, yo lo hacía todo. Me sacrifiqué mucho pero valió la pena”. El 85 también fue el año en que compró a Cardenales del Éxito, una agrupación gaitera que aún mantiene: “Sus mejores gaitas se las escribieron a Comercial Chichilo. Astolfo Romero, Simón García y Neguito Borjas competían para hacer la más bella. Los mantengo porque la gaita es un patrimonio del Zulia que me siento comprometido a proteger”. Chichilo también fue concejal, ganó dos veces el casquillo de oro por su afición hípica y presidió el Hotel del Lago durante varios años. En el 99 emigró a los Estados Unidos y finalmente en el 2000 cerró las puertas de su emblemático negocio: “Ayer vi por la televisión la bajada de la Virgen. A uno, que quiere tanto a Maracaibo, se le pone todo chiquitico. Aquí no te sientes en casa. Me gustaría regresar a Maracaibo, cuando vuelva a ser lo que era”. C.W.