GRUPO TENDENCIA

Luigina y Maria de Martiradonna, conservadoras de una tradición de papel

Luigina y Maria de Martiradonna, conservadoras de una tradición de papel

https://www.tendencia.com/2007/luigina-y-maria-de-martiradonna/

Luigina y Maria de Martiradonna, conservadoras de una tradición de papel

Perfiles

1 diciembre, 2007

DONDYK+RIGA

La librería Italia es uno de esos hitos urbanos que sin estar demarcados en enciclopedias, son parte de la esencia y el desenvolvimiento de una ciudad. Para Maracaibo, desde hace más de cincuenta años, lo representa, y en respeto de la tradición Luigina y María de Martiradonna asumieron la misión de mantenerla viva. Originalmente estuvo ubicada en el centro de Maracaibo, sin embargo hace aproximadamente cinco décadas ocupa el lugar en que hoy se reúnen los amantes de las revistas, en la avenida Bella Vista. En 1999 su fundadora decidió venderla; Luigina, nacida en Italia y consciente de la estrecha relación entre la comunidad italiana y el producto ofrecido en la tienda, se permitió ser el enlace entre una vieja costumbre y un futuro prometedor.

Aunque alejada de la labor como arquitecta egresada de la Universidad “Rafael Urdaneta”, asumió la administración y expansión de un negocio que es a la vez patrimonio: “Teníamos la necesidad de mantener esa tradición, como la de las revistas italianas importadas. Hemos ido creciendo, ampliando en la sección de libros orientados a la autoayuda y las novelas”. Junto a ella, María, su suegra, puso en este proyecto toda la energía que la caracterizó durante más de treinta años en el grupo Mendoza, llegando a ser la Gerente General a nivel nacional. Ella se ha convertido en el rostro de la librería, siempre presente y conversadora: “Es muy grato porque uno conoce a todo tipo de personas y les puede recomendar qué leer.

Esto ha sido un medio de esparcimiento, me encanta la gente de aquí, y soy más venezolana que muchos venezolanos”. Ella conoce la experiencia de emigrar, pues llegó desde Alemania siendo muy pequeña e hizo su vida en este país. Parte de ella, desde hace siete años, ha sido contribuir en la recuperación de este personaje de la cultura citadina al lado de Luigina, procurando su crecimiento y la realización de un proyecto en conjunto: una salita en la que sentarse a disfrutar de un café mientras se hojea el periódico italiano, la revista española o el best seller americano. Gracias a ellas la librería Italia, y una de tantas tradiciones insignes de la sociedad marabina, no será un recuerdo, sino un lugar que visitar como ávido lector. E.R.