GRUPO TENDENCIA

Jorge Abudei, un comerciante nato

Jorge Abudei, un comerciante nato

https://www.tendencia.com/2000/jorge-abudei/

Jorge Abudei, un comerciante nato

Perfiles

1 octubre, 2000
Perfil_Tendencia_6_Jorge_Abudei_1

DONDYK+RIGA

Lo de comerciante lo lleva en sus genes porque Jorge Abudei nació de padres palestinos, llego de Centroamérica a territorio zuliano el 1 de septiembre de 1944 para nacionalizarse venezolano. Su firme propósito de abrir una tienda nunca lo desamparó, trabajó sin descanso al lado de su hermano para iniciar en la Plaza Baralt, la primera, a la que llamaron Veracruz… 150 bolívares sirvieron para que se multiplicaran por miles en jornadas ininterrumpidas de 20 horas por día.

El negocio progresaba rápidamente, se convirtió en un almacén, luego en una fabrica de camisas, y finalmente el 13 de noviembre de 1961 inauguraron Fin de Siglo, la primera, de una sólida cadena de tiendas por departamento, de las que existen 4 en grandes en Maracaibo. 1 en Barquisimeto, y otra en Valencia. Su hermano Alexander dejo el negocio hace años, y sus socios son su mujer, el y sus 5 hijos.

Reconoce que las ventas no son como antes, sin embargo, Fin de Siglo,continua prosperando así como las ideas de expansión, esperan abrir 3 en Caracas y 1 mas en Maracaibo. Su espíritu joven y 74 años no son nada para este luchador local, que hace apenas 2 años inicio su segundo gran esfuerzo empresarial, la fundación del Diario La Verdad, a su lado 145 accionistas, quienes comprobaron que existía cabida en el Zulia, no para uno sino para mas periódicos. La Verdad ha calado bastante bien; su aceptación resultó una sorpresa por que hasta ahora sobrepasaron las metas fijadas para 4 años y están comenzando a ganar.

Es socio de SAINT (casa de software), empresa con la que disfruta de ganancias igualitarias. Hace 3 años abrir una cadena de farmacias dentro de las tiendas, y ya arranco una farmacia (fuera de tienda) con nuevos servicios de venta en Ciudad Ojeda.En sus actividades pro comunales, atienda una vez por semana consultas administrativas, fundó una clínica en Sierra Maestra, preside la Fundación Venezolana para la Medicina Familiar y es vicepresidente de la Fundación Médula Ósea para los Niños con Cáncer.

Con 42 años casado, no ha dejado de practicar lo que predica, y sirve de ejemplo a sus nietos. Este perfeccionista, melómano y lector afanado, desea una mejor distribución de los recursos a través del trabajo, de incentivos para que el ciudadano produzca. Dice “Me siento parte de la clase empresarial que ha tenido suerte; el éxito me lo ha dado lo de siempre: trabajar y abonar a esta tierra generosa”… En lo último en que piensa es en retirarse y aunque tiene muchas satisfacciones, todavía le gustaría montar una industria.