GRUPO TENDENCIA

Adam Levine y Behati Prinsloo dan la bienvenida a su tercer hijo

Adam Levine y Behati Prinsloo dan la bienvenida a su tercer hijo

http://www.tendencia.com/2023/adam-levine-behati-prinsloo-dan-la-bienvenida-tercer-hijo/

Adam Levine y Behati Prinsloo dan la bienvenida a su tercer hijo

ActualidadCelebridades

En septiembre de 2022 se supo que la modelo estaba embarazada del tercer bebé

1 febrero, 2023

 

El cantante Adam Levine y su esposa, la modelo Behati Prinsloo, han dado la bienvenida al mundo a su tercer hijo, según ha revelado una fuente cercana a People.

Levine, de 43 años, y Prinsloo, de 34, están casados desde 2014 y tienen dos hijas: Dusty Rose, de seis años, y Gio Grace, de cuatro. De momento, no existen detalles sobre el nuevo miembro de la familia Levine, que ha conseguido mantenerse unida a pesar de la polémica. Esta gran noticia llega tras los rumores de infidelidad por parte del artista a Behati cuando, durante su embarazo, envió mensajes comprometedores a varias mujeres a través de las redes sociales, por los cuales se disculpó públicamente.

En septiembre de 2022 se supo que la modelo estaba embarazada del tercer bebé, el mismo mes en que su esposo admitió haber enviado mensajes coquetos a otras mujeres. La confesión del cantante se produjo un día después de que la modelo Sumner Stroh expuso públicamente en TikTok los supuestos mensajes directos íntimos que el líder de Maroon 5 le enviaba, incluido uno donde solicitaba su permiso de usar el nombre de Stroh para su próximo hijo.

El bebé probablemente no sea el último miembro de la familia Levine-Prinsloo, que siempre ha apostado por tener una familia muy numerosa. Cuando nació su segunda hija, Gio, ya tenían claro que no sería la última: «Siempre supimos que queríamos un segundo hijo», confesaba la modelo al portal Entertainment Tonight en 2018, «Tener en dos años dos niños menores de dos años te hace decir ‘ni de broma’. Pero quiero cinco hijos, así que ni siquiera pienso en ello. Nunca digas nunca. Queremos una gran familia. Lo dejamos en manos del destino y vamos a ver qué pasa. Lo que pase, pasará. No hay límite».