GRUPO TENDENCIA

Burbujas sociales: camino a la normalidad

Burbujas sociales: camino a la normalidad

http://www.tendencia.com/2020/burbujas-sociales-camino-la-normalidad/

Burbujas sociales: camino a la normalidad

ActualidadMundo

Prueban una nueva modalidad en Nueva Zelanda que servirá como transición de regreso a nuestra vida cotidiana.

4 mayo, 2020

En el mundo son muchos los países que llevan semanas o incluso meses bajo cuarentena, ocasionando una parálisis social y económica. Los más afectados son aquellos que dependen del día a día para generar ingresos y que ahora sobreviven con los subsidios que ofrecen algunos gobiernos. Sin embargo, los más vulnerables son las personas que no tienen una buena estabilidad emocional para enfrentar el aislamiento.

Aún no se ha creado una cura ni una vacuna que nos ayude a controlar esta pandemia, y los daños emocionales a la sociedad son bastantes grandes, entonces la gran pregunta es ¿Cómo regresamos a la vida normal  sin desatar una nueva ola de contagios? Partiendo de esa incógnita se creó un modelo que servirá como transición de regreso a nuestra vida normal.

La propuesta la bautizaron como “Burbujas sociales” y tomó gran popular en Nueva Zelanda cuando se dio a conocer que su nivel de alarma por la pandemia descendió de nivel 4 a nivel 3. Esta estrategia consiste en ampliar poco a poco la red de amigos en el aislamiento.  El contacto entre este grupo de personas debe ser exclusivo, es decir, las personas que forman parte de esta burbuja no pueden formar parte de otra.

El profesor asociado de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Stefan Flasche explica que «Esta aproximación es una manera de aumentar el contacto social a la vez que se minimiza el riesgo de transmisión de la enfermedad, ya que si se produce una infección se queda dentro de la burbuja y no puede transmitirse a otras».

Mientras que la propuesta implementada en Nueva Zelanda no establece un número de personas por burbuja, otros gobiernos del mundo evalúan la posibilidad de incorporar esta estrategia y de establecer un límite de 10 personas. La idea también está siendo considerada entre otros por países como Escocia, Canadá y Bélgica.