GRUPO TENDENCIA

Edwin Abath, un político con excelencia

Edwin Abath, un político con excelencia

http://www.tendencia.com/2016/edwin-abath-2/

Edwin Abath, un político con excelencia

Perfiles

29 abril, 2016
Perfil_Tendencia_81_Edwin_Abath_3

PERDOMO, Edward

Para algunas personas construir puentes que fortalezcan el entendimiento es una misión de vida y ese parece ser también el propósito de Edwin Abath, un hombre de 57 años que volcó su mirada al discernimiento y a la reconciliación entre instituciones y gobiernos.
Es un político que desde su jurisdicción abraza con diplomacia cada una de las propuestas que se discuten dentro y fuera de su despacho. Desde 2014 ha sido el director del Departamento de Relaciones Exteriores del gobierno de Aruba y se ha encargado de conservar los lazos dentro del marco de la política entre diferentes países.
Representa a la isla ante el Reino Holandés y busca a diario oportunidades para mantener a Aruba en el punto más álgido dentro de las negociaciones y alianzas estratégicas del mundo. Su interés es ser un facilitador e identificar dónde están las oportunidades para esta pequeña tierra ubicada en el Mar Caribe.
Edwin es un hombre que se reinventa, esa es su premisa. Aunque se graduó en Holanda como fonobiólogo y su trabajo siempre ha estado al servicio de otros, su afición ha sido la política. Después de 12 años de trabajar en la división de rehabilitación del hospital de Aruba, pensó que era hora de hacer un cambio, así que en 1994 se involucró rápidamente en eventos públicos que lo llevaron a convertirse un año después en asesor de asuntos para la juventud, creando planes de prevención para jóvenes con problemas de conducta.
Su integridad y ecuanimidad también le permitieron presentar sus asesorías ante el Ministerio de Educación y en 1997 fue electo como parlamentario, cargo que asumió hasta 2005. Su perfil en la política se fortaleció muy rápido y asegura fueron años interesantes y de crecimiento que le permitieron percibir la vida desde diferentes puntos de vista.
Uno de sus mayores logros ha sido optar por el cargo como Ministro Plenipotenciario de Aruba, con el que discutía temas que involucraban diferentes asuntos como las relaciones exteriores, defensa y tratados internacionales.
“Para mí siempre ha sido imprescindible llevar mensajes de paz, hablar sobre nuestros asuntos culturales, de nuestras raíces, de las dimensiones económicas y la diplomacia”.
Su deseo de vivir en un paraíso lo hace un ejemplo entre los 110 mil habitantes que viven en la isla. Junto a su esposa, quien se dedica a la formación de jóvenes especiales, se han encargado de enseñarle a sus dos hijos -de 26 y 23 años- la importancia de mantenerse al servicio de esta nación.