GRUPO TENDENCIA

Adrián Vilsanetska, el genio de la cocina italiana

Adrián Vilsanetska, el genio de la cocina italiana

http://www.tendencia.com/2016/adrian-vilsanetska/

Adrián Vilsanetska, el genio de la cocina italiana

Perfiles

3 mayo, 2016
Perfil_Tendencia_81_Adrian_Vilsanetska_2

FERNANDEZ, Adriana

Algunos dicen que la cocina es un arte, otros que es un paraíso donde los sabores desatan suspiros. Lo cierto es que es un lugar donde muchas veces los secretos de los ancestros se encuentran para recrear memorias. Para Adrián Vilsanetska la cocina es un refugio. A diario este joven de 18 años crea, reinventa y descubre en los fogones de su restaurante el placer de los platos más exóticos de la comida italiana.
Este chico tímido pero brillante, es el chef de Primo, un restaurante que abrió junto a su madre en Fort Lauderdale, Estados Unidos. Es apenas un joven con sueños y aspiraciones a quien siempre le gustó preparar los mejores platos. Comenzó a tomar clases de gastronomía a los 12 años cuando llegó a Estados Unidos. Su primer profesor fue un chef japonés, de quien aprendió valores como la responsabilidad y la puntualidad con la que se debe contar a la hora de estar al mando de una cocina.
Su talento se desborda y deja mucho de qué hablar a los comensales que lo visitan desde España, Italia y Sudamérica. Adrián es un artista, a diario cocina entre 150 y 200 platos sin la ayuda de nadie. Él prepara la comida mientras su madre toma las órdenes y cobra el servicio. Ella también nació al este de Europa. Juntos hacen un dúo que dejan sorprendidos a una multitud.
Las técnicas culinarias de este pequeño joven fascinan a cualquiera, por su habilidad y destreza que ha ido perfeccionando muy rápidamente convirtiéndolo en una promesa gastronómica en el mundo. Él es la demostración de que no se necesita del título de la academia más exclusiva o de una gran variedad de ingredientes para hacer el plato perfecto.

Perfil_Tendencia_81_Adrian_Vilsanetska_1

FERNANDEZ, Adriana

Su padre es italiano, idioma que domina perfectamente y tradición gastronómica a la cual le guarda un profundo cariño. Adrián es una promesa de la cocina de este país, desde pequeño recuerda cómo le gustaba experimentar con los alimentos junto a su familia, pero lo que nunca pensó es que su sueño podía convertirse en una realidad. Contó que el nombre del restaurant, que en la traducción al español significa “primero”, se debe al sobrenombre con el que llaman por cariño a su papá.
No sólo prepara platos calientes, también se destaca en la repostería. Uno de los postres que más le gusta cocinar es el tiramisú. Su mayor placer es satisfacer el gusto de los consumidores. “Me gusta cuando el cliente se va feliz”. Para él esta tarea sí que es fácil. Adrián es un amante de la buena cocina: “Tengo más de tres años que no pruebo la comida rápida como la de McDonald’s y creo que más nunca en mi vida o haré”.
Con madurez entiende que uno de los puntos fuertes de su trabajo es poder ofrecerle a sus clientes un producto fresco que se prepara en el momento. Para el joven de 18 años el éxito está muy cerca, es un chef y comerciante precoz al que la vida desde ya le sonríe.