GRUPO TENDENCIA

Nizar Saab, por una vida sana

Nizar Saab, por una vida sana

http://www.tendencia.com/2015/nizar-saab/

Nizar Saab, por una vida sana

Perfiles

5 octubre, 2015
7502

BOHÓRQUEZ, Donald.

Nizar Saab es médico cirujano, con especialización en cirugía general y en cirugía bariátrica. Desde el año 2009 se propuso combatir la obesidad y con su vocación ha mejorado la calidad de vida de sus pacientes.

Su lucha también la volcó a sí mismo. “La obesidad es una pandemia que padece el 40 % de la población, yo lo viví. Luego de terminar mi última especialidad en Brasil, de interminables guardias y trasnochos llegue a pesar 120 kilos y en mi lucha por controlar la obesidad, decidí en al año 2012 someterme a una cirugía bariatrica. Hoy en día procuro cuidar mi alimentación, siendo la proteína el mayor porcentaje de mi dieta”, cuenta el especialista.

El régimen alimenticio lo comparte también con su esposa Johanna, a quien conoció en pabellón cuando ella trabajaba en un laboratorio. “Es una mujer muy organizada, trabajadora y aunque la paciencia no es una de sus virtudes es una persona que me da seguridad, me complementa y me da apoyo para seguir adelante”.

Nizar es de padres libaneses pero nació en Maracaibo, Venezuela. Sus padres se conocieron después de llegar al país en los años 50. Era travieso, aún recuerda cuando a los seis años junto a su hermano, vació el tanque de gasolina del carro de su madre para llenarlo de agua. Es el segundo de cuatro hermanos y el único que estudió Medicina. “Me di cuenta de que mi vocación sería la medicina cuando entré por primera vez a un quirófano”.

Un tío fue su mentor, cuando tenía 17 años le pidió que lo acompañara a una operación. “Fui con él al Hospital Universitario, tenía que asistir a una joven de 16 años con cuadro de ictericia, me impresionó tanto que ese día supe que sería médico”. Nizar estudió en el colegio Nuestra Señora de Chiquinquirá Hermanos Maristas de la ciudad de Maracaibo y dice que en su formación le enseñaron siempre la importancia de la vocación de servicio. En 1998 cumplió su meta y se graduó como Médico Cirujano de la Universidad del Zulia, en su ciudad natal.

Desde entonces le hace feliz brindar a otros calidad de vida: “el pago no es monetario, el pago es saber que desde el punto de vista humano ayudaste a un semejante. No hay nada más complicado que atender a un paciente con una enfermedad terminal y darte cuenta de que ellos saben lo que padecen y lo asumen; eso es un gran aprendizaje”.

Siempre busca momentos en su día a día para continuar formándose en su carrera. Por lo general dedica una o dos horas diarias a la actualización, “la medicina es dinámica, siempre está cambiando y si dejas de actualizarte en algún momento puedes dejar de destacar entre los mejores”.

En su carrera no hay cabida para la improvisación. “Tienes que programar todo acto quirúrgico y saber qué es lo que vas a hacer”. Nizar se considera un hombre honesto, cualidad que dice haber heredado de su padre: “siempre me inculcó el valor de la palabra y el compromiso en las relaciones interpersonales”. Una enseñanza que practica con éxito.  A. T.

Redes sociales: TwitterInstagram