GRUPO TENDENCIA

El arte participativo de Stereotank

El arte participativo de Stereotank

http://www.tendencia.com/2015/el-arte-participativo-de-stereotank/

El arte participativo de Stereotank

Entrevistas

5 agosto, 2015
STEREOTANK_HeartBeat-1_Photo credit-Clint Spaulding

SPAULDING, Clint

En febrero de este año, unos arquitectos venezolanos fueron los encargados de decorar de San Valentín al Times Square, al resultar ganadores de ganadores del Times Square Valentine Heart, un concurso anual organizado por la Times Square Alliance junto a la Architectural League de Nueva York.

Marcelo Ertorteguy y Sara Valente, con su equipo Stereotank, sobresalieron ante otros 6 estudios de arte y arquitectura con el diseño de la escultura participativa “HeartBeat”.

La obra, que estuvo activa desde el 9 de febrero al 2 de marzo de 2015, consistía en un gran corazón latente que funcionaba como tambor urbano. El corazón brillaba intensamente al ritmo de los latidos de los cuales los transeúntes podían participar a través de varios instrumentos de percusión con sonidos únicos. Al ser una instalación temporal, el equipo decidió reutilizarlo en asientos públicos, convirtiéndolo después en “HeartSeat” y siendo parte del Armory Arts Week al realizar la transformación en la misma plaza donde reposó la creación ganadora.

STEREOTANK_MINI_854

Website Stereotank

Los arquitectos, ambos egresados de la escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela en el año 2005, llegaron a Nueva York para estudiar la maestría en Ciencias en Diseño Arquitectónico Avanzado de la Universidad de Columbia, de la que se graduaron con honores en 2007. Aprovecharon el permiso de trabajo que les ofreció el país norteamericano por un año para expandir su experiencia profesional, y las oportunidades los han mantenido en esta ciudad que también les ha permitido crecer como artistas.

De allí nació Stereotank, un estudio de diseño, arte y arquitectura, en el que tanto Ertorteguy como Valente exploran los territorios comunes entre el espacio y el sonido a través de instalaciones temporales que buscan activar el espacio público.

STEREOTANK_HeartBeat-2_Photo credit-Clint Spaulding

SPAULDING, Clint

Con ganas de conocer más a fondo este proyecto, entrevistamos a sus creadores sobre los orígenes de Stereotank, cómo influyen sus raíces latinas, cuáles son sus recomendaciones para estudiantes de arquitectura y hasta en qué lugares de Caracas les gustaría instalar una de sus particulares obras.

¿Cómo surge esta pasión por fusionar la arquitectura y la música?
Marcelo: Años antes de ingresar a la escuela de arquitectura, me dedicaba a hacer música y formé parte de bandas de rock y música experimental en las ciudad de Caracas. Luego, durante mis estudios en la facultad de arquitectura y urbanismo de la UCV, decidí combinar estas dos disciplinas en lo que posteriormente se convertiría en mi tesis “Arquitectura Sampleada” basada en la analogía entre los procesos creativos de la composición musical y el diseño arquitectónico.
Sara: Durante mi carrera en la facultad de arquitectura y urbanismo de la UCV me fui interesando en el espacio público y sobre todo en el tema de la activación de espacios que son residuos dejados por la construcción de infraestructura urbana. Cuando conocí a Marcelo y el trabajo que estaba haciendo con la música me di cuenta del gran potencial que tiene el sonido de ser una herramienta para la creación de espacio y lugar y así empezó nuestra colaboración.

¿Influye la ciudad de Nueva York en sus creaciones?
Nueva York es conocida por ser una ciudad muy rápida y rígida, pero en los últimos 10-15 años se le ha prestado mucha atención al espacio público y a la vida urbana. Siendo el sonido uno de los temas con los que nos interesa experimentar, empezamos a explorar maneras de reintroducirlo en el espacio público a través de instalaciones temporales, ‘hibridizandolo’ con temas urbanos relevantes para la ciudad como herramienta creativa y programática.
Un ejemplo es “Cyclo-phone” (Ciclófono). Fuimos invitados por el departamento de transporte de NY a proponer una instalación para el evento Summer Streets, para el cual cierran grandes avenidas de la ciudad para el uso exclusivo de peatones y ciclistas. Para este evento decidimos crear una instalación con la que el público pudiera hacer música pedaleando un par de bicicletas incorporadas a un sistema rotativo de tubos de PVC de diferentes longitudes que creaban tonos diferentes en una melodía cíclica. Fue muy interesante ver cómo los ciclistas desmontaban sus bicicletas para usar el Cyclo-phone y crear música pedaleando, la misma acción que venían haciendo para movilizarse.

STEREOTANK_CYCLOPHONE 1

Website Stereotank

¿Cómo fue la recepción del público con el “HeartBeat”?
¡Intensa! En un lugar como Times Square, donde más de 300.000 personas al día caminan por la plaza, el reto de hacer una instalación participativa que resistiera el uso del público fue grande. Mucha gente se detenía a tocar los tambores y otros instrumentos de percusión; músicos y no músicos por igual disfrutaron de tener la oportunidad de hacer música en vivo literalmente en el corazón de la ciudad. La misma forma de corazón con el tamaño masivo y el color rojo intenso atraía a los usuarios y turistas para usarla como fondo para sus fotografías.

Varios de sus diseños están hechos con tanques de plásticos ¿sienten preferencia por ciertos materiales?
Nos gusta trabajar con objetos existentes, que podamos encontrar fácilmente y dar nuevas funciones, reciclando su materialidad y su forma. Los tanques de plástico han resultado bastante útiles por muchas razones, principalmente por sus propiedades espaciales, se pueden encontrar en gran variedad de escalas y así aplicar a diferentes funciones. Segundo, sus propiedades materiales y estructurales, fabricados para contener agua, resultan un material muy resistente para usar a la intemperie; y tercero, sus propiedades acústicas, con sus formas amplias y profundas son objetos perfectos para usar como caja de resonancia para instrumentos sonoros.

¿Cuál fue la primera creación de Stereotank?
La primera instalación en la que experimentamos con la idea de realizar un “instrumento sonoro habitable” la hicimos cuando nuestro estudio aún no tenía nombre; la instalación planteaba el uso de 2 tanques de agua de 2 metros de diámetro y 1.20 metros de profundidad, sujetos verticalmente por una estructura de madera y tensados uno al otro por una cuerda que los unía horizontalmente atravesando sus centros y transformándolos en cajas de resonancia de un gran bajo. Para tocar el instrumento los usuarios debían situarse en medio de los dos tanques y golpear la cuerda, haciéndola vibrar para producir sonido y al mismo tiempo prender luces LED. Esta instalación la llamamos StereoTank. Meses después, dándonos cuenta de que en cada instalación que hacíamos de alguna manera exploramos los mismos temas y materiales, decidimos llamar al estudio Stereotank.

STEREOTANK_StereoTANK

Website Stereotank

¿Cuál ha sido el proyecto que significó un mayor reto para ustedes?
Definitivamente HeartBeat ha sido hasta la fecha el proyecto más ambicioso, no solo por su complejidad y función, sino también por el equipo que fue necesario para hacerlo realidad en muy poco tiempo. Mientras nosotros nos dedicamos al diseño y ejecución con los fabricantes, en paralelo trabajamos con ingenieros estructurales, ingenieros de iluminación e ingenieros acústicos haciendo los cálculos necesarios para que la instalación fuera exitosa y segura en un lugar como Times Square. El tema del seguro fue también muy intenso para resolver pues una instalación participativa donde los usuarios pudieran tener acceso a instrumentos de percusión en un lugar tan densamente visitado como Times Square era una preocupación para muchas empresas aseguradoras.

STEREOTANK_StereoTANK 2

Website Stereotank

¿Consideran tener influencias latinas?
En un 100%. Habiendo crecido y estudiado nuestra carrera en Venezuela, todo nuestro catálogo mental es bastante tropical. Como lo evidencian los temas que recurren en nuestro trabajo como el color, la música, el reúso o adaptación, también nos hemos dado cuenta de cómo el tanque de agua es bastante simbólico de las ciudades latinoamericanas, estando siempre muy presente en el paisaje de las zonas populares, pueblos y caseríos.

¿Qué podrían hablar ahora de la arquitectura de Caracas?
La arquitectura de Caracas es sumamente variada y en nuestros recuerdos colorida, viva, verde, caótica, desconectada, compleja… La base natural en la que se asentó sigue teniendo mucha presencia en cómo la ciudad se vive y se construye. El cerro el Ávila es el sol de la ciudad, un punto referencia y de inspiración, el rio Guaire se convirtió en un desconector reforzado por la autopista paralela y las quebradas son límites que definen los distritos, que por su misma condición de margen y topografía, han sido ocupadas por asentamientos informales. La topografía domina el paisaje y la forma urbana, creando momentos y espacios interesantes y en muchas oportunidades también significando un desafío para la construcción. Está muy presente en nuestros recuerdos la tropicalidad y la materialidad de la arquitectura caraqueña; el hormigón, el ladrillo y el bloque, los patios, los espacios intersticiales, los bloques calados y la dinámica relación que existe entre “dentro y fuera”, para nosotros hacen de Caracas una ciudad con una arquitectura abierta y comunicativa, a pesar de sus tantas rejas, cámaras y vidrios cortados usados como sistemas de seguridad.

Una estructura de la capital que dirían debería resguardarse
Después de haber pasado mas de 5 años en la ciudad universitaria de Caracas, la consideramos un segundo hogar, a pesar de haber sido diseñada y construida robustamente, los años van dejando sus marcas. Los esfuerzos para restaurar y preservar su estado original deberían ser aún mayores, sobre todo tratándose de un patrimonio mundial declarado por la UNESCO.

STEREOTANK_HeartSeat

Website Stereotank

Un ejercicio: ¿Cómo sería una creación Stereotank en Caracas?
En lo primero es en el espacio público, lugares como el parque Los Caobos, el Parque del Este, El Calvario o la plaza los museos, serían sitios interesantes pero también nos gustaría trabajar en espacios menos afortunados y menos cuidados como ciertos lotes a la orilla del río Guaire o debajo de las autopistas. Seguramente, pensaríamos en una intervención temporal construida con los famosos tanques de agua azules, intersectándolos con la idea de reinterpretar algún instrumento musical venezolano, como por ejemplo el furruco. Nos encantaría llevar el furruco a una escala urbana y que pueda ser “habitado” y activado por la gente.

¿Cuál sería su recomendación para los actuales estudiantes de arquitectura?
Aprovechar los años de estudio no solo para aprender sobre los aspectos básicos de la carrera, sino también para explorar y experimentar con el fin de encontrar una vocación propia dentro de la disciplina. La universidad debe ser considerada como el laboratorio máximo para la creación de nuevas ideas, aprovechando la proximidad con las otras escuelas para expandir la investigación arquitectónica hacia el arte, las humanidades, la ciencia, la sociología, etc.

Para más información sobre Stereotank: Página web | Instagram