GRUPO TENDENCIA

Anfibio: el estreno venezolano que tendrá el CinéFondation de Cannes

Anfibio: el estreno venezolano que tendrá el CinéFondation de Cannes

http://www.tendencia.com/2015/anfibio-el-estreno-venezolano-que-tendra-el-cinefondation-de-cannes/

Anfibio: el estreno venezolano que tendrá el CinéFondation de Cannes

Entrevistas

Venezuela tendrá presencia en la edición 68 del Festival de Cannes con el cortometraje “Anfibio”, uno de los seleccionados para la sección CinéFondation. Desde Cuba, su director nos dio detalles del filme que, además, es su primera producción para cine.

17 abril, 2015
anfibio

808 Films / EICTV / Centro Nacional Autónomo de Cinematografía / Cooperativa Mestizo / Hipermedia Producciones / Héctor Silva Nuñez

“Desde que sentí la idea de hacer el corto hasta que lo hicimos pasaron unos cuantos años”, comenta el joven realizador Héctor Silva Núñez, estudiante del último año de la especialidad de Guión en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños en Cuba (EICTV) y ahora director del primer cortometraje venezolano en participar en la sección CinéFondation del Festival de Cannes desde sus más de 15 años de fundación.

Anfibio es el nombre que representa al país en la competencia de este apartado del festival, dedicado exclusivamente a dar a conocer a los nuevos talentos de la cinematografía sin fronteras; pues su selección parte de las postulaciones que hicieron más de 300 escuelas por todo el mundo. La cinta dirigida por Silva, con producción general del venezolano Marcos Olmos y de Saurabh Monga, oriundo de la India –todos estudiantes de la IECTV– fue una de las que postuló la escuela cubana y resultó una de las seleccionadas entre 1.600 obras participantes para integrar la lista de las 18 definitivas que entran en la competencia.

Para Silva, el anuncio que recibió el pasado 15 de abril es un logro para todo el equipo y, personalmente, siente como un orgullo “ilustrar este momento del cine venezolano” en un evento de tal magnitud con una película que ideó antes de culminar sus estudios de comunicación social en la Universidad del Zulia (LUZ).

“La idea surgió de varias visitas que hice a Santa Rosa de Agua durante mis estudios en LUZ. Allí me hice amigo de varios muchachos, entre esos un niño que estaba como bandeándose entre la delincuencia o seguir en el colegio. También el paisaje del lugar lo veía como una oportunidad para crear una metáfora de tener esta encrucijada. A partir de eso tuve la necesidad de contar una historia con este niño. Luego salí seleccionado en la EICTV. Aquí es donde desarrollé el guión y en mi segundo año acá fue que se pudo hacer realidad esta historia”.

Es así como esta experiencia inspiró la historia de Jesús, un niño que vive con su padre a las orillas de un gran lago y recibe a su hermano mayor José, quien vuelve a casa con un pasado criminal a cuestas. En la mañana, ambos salen en búsquedas de un trabajo que recupere la confianza perdida. Después de eso, el infante protagonista de Anfibio no volverá a ver a su barrio con los mismos ojos.

Un año para desarrollar el guión, siete días de rodaje en Santa Rosa de Agua y Capitán Chico (teniendo como actores a propios habitantes de las comunidades sin previa experiencia actoral) y cuatro meses de postproducción en las instalaciones de la EICTV fue lo que se requirió para dar vida a este filme de 14 minutos que muestra cómo el rastro de la violencia social modifica su relación familiar.

−¿Cómo crees que ha afectado o influido la violencia social en los jóvenes venezolanos?
−Eso es una problemática muy compleja y multifactorial. Hay demasiados factores que juegan un papel allí. No es algo que yo pueda explicar, pero sí sentir. Mientras yo caminaba –específicamente en Santa Rosa de Agua y Capitán Chico– yo sentía cosas conociendo a los muchachos y trabajando con ellos que tenía que expresarlas de forma cinematográfica. Pero nunca teniendo el hecho violento como parte esencial, sino más bien el rastro de lo que deja eso. Atentar contra la integridad de otra persona mucho tiene que ver con el hogar y con toda la realidad que tú mismo construyes siendo joven, que es una edad en la que estás absorbiendo todo y experimentando muchas cosas. Eso es lo que me interesaba tratar en la película. Anfibio no quiere dar una explicación del por qué sucede, más que todo apela a las sensaciones, a provocárselas al espectador.

−¿Bajo qué perspectiva consideras que debería hablarse de la violencia en Venezuela?
−Desde todas las que hagan falta. Cada director es una cabeza. Mi perspectiva fue de un tratamiento minimalista, en el que yo pudiera usar recursos cinematográficos como el sonido para demostrar el hecho delictivo en pantalla, esquivando algunas imágenes que ya se han visto en el cine venezolano. Tenemos una gran tradición en la construcción de imágenes sobre la violencia desde los años 60 con Clemente De la Cerda. A partir de allí hay una filmografía bastante grande. Te pudiera citar una película, que para mí es mi favorita del cine venezolano, que es Oveja negra de Román Chalbaud, que trata la violencia desde un punto de vista incluso teatral. Me gusta que haya muchas perspectivas sobre este tema que parece ser endémico. Esta es solamente como la mía, la que me interesaba a mí y al equipo de rodaje demostrar.

El proyecto, producido por la casa venezolana Films 808 y que contó con la colaboración de la EICTV, Cooperativa Mestizo, Hipermedia Producciones y el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, es el primer cortometraje que realiza Silva para cine, gracias a lo aprendido en sus estudios en la escuela. “La EICTV me ha dado todo. No solamente el enseñarme el rigor para desarrollarme como cineasta, sino también todo el contenido académico, confianza en mí, me ayuda a conocer el cine. Antes no había visto casi cine”.

Del cine venezolano reciente, al estudiante le han gustado películas como Pelo malo, El rumor de las piedras o Hermano, por su tendencia al melodrama social y por retratar al país “desde el punto de vista del barrio”. Sin embargo, considera que falta atreverse más: “Creo que nuestro público pide más riesgo en la manera de contar. Ya estamos en un punto en el que es bueno salir de ciertas casillas”.

La competencia del CinéFondation sucederá desde el 19 de mayo hasta el 22, día en el que se llevará a cabo la ceremonia de premiación. Pese al que salga ganador, para el realizador y su equipo el haber sido seleccionados los tiene “más que satisfechos”; así que lo que siguiente es empezar su ruta de festivales.

Para más información sobre Anfibio: Twitter | Facebook

Para más información sobre Héctor Silva Núñez: Twitter | Vimeo