GRUPO TENDENCIA

Mayte Prieto, el lado humano de la ingeniería

Mayte Prieto, el lado humano de la ingeniería

http://www.tendencia.com/2014/mayte-prieto-el-lado-humano-de-la-ingenieria/

Mayte Prieto, el lado humano de la ingeniería

Entrevistas

19 septiembre, 2014
mayteprieto-2

ROMERO, Sarah

Mayte Prieto admite que siempre ha sido una persona muy curiosa. De hecho, dichas ansias de conocer y experimentar cualquier cosa fue lo que la motivó a desarrollarse académicamente en varias áreas durante casi veinte años. Convirtiéndola hoy en día en una especialista en la Psiconeurolingüística y en el Psicoanálisis, a pesar de que su primera pasión la llevó a la ingeniería, específicamente en el área de proyectos.

Pero la elección de su carrera no fue fortuita. Optó por la ingeniería industrial ya que sería la única que le permitiría esparcirse por varios ámbitos. “Estudié esta carrera porque es un área que se caracteriza más en gerencia, todo lo que es la gerencia de procesos, lo que te permite trabajar en cualquier ambiente. Eso es lo que básicamente me gustó, el que podría trabajar en cualquier ambiente o tipo de trabajo porque lo que estás es haciendo gerencia de un proceso productivo, negocio, servicio o cualquier cosa”, explica.

Fue así como empezó a acumular experiencia en empresas del sector público, principalmente en el área comercial del sector eléctrico, superando los 10 años en este rubro que le ha permitido destacarse en las áreas de cobranzas, ventas, innovación, tecnología y más. Actualmente, se desempeña como jefe de innovación y tecnología en donde ha trabajado en su máxima su magíster en gerencia de proyectos industriales. Se encarga de manejar diferentes tipos de proyectos que buscan mejorar u optimizar algún proceso para alcanzar los resultados deseados.

mayteprieto-1

ROMERO, Sarah

Sin embargo, como bien se indica al principio, la curiosidad que ha Mayte le causaba el entendimiento de la parte humana la llevó a lograr una especialización en Psicolingüística y, además, estudiar Psicoanálisis, a pesar de lo dispar que puede parecer a simple vista la ingeniería con la psicología. Esto le ayudó para la otra faceta que desempeña: la educación.

¿Cómo te ha ayudado en tu faceta laboral y como profesora?
–En el manejo de la gente. A relacionarme mejor con la gente y con el personal. En la parte laboral, lo que es la parte gerencial, me ayuda a entender mejor a las personas, a fortalecer el equipo de trabajo. Como educadora, tengo mejor relación con los alumnos. Puedo establecer un tipo de relación diferente.

¿Cómo se fortalece el equipo de trabajo?
–Principalmente es la comunicación, que es un factor fundamental. Mientras tú comuniques más las cosas y escuches. Sobre todo es escuchar, la gente se siente más motivada cuando se siente escuchada; más que cuando tú les hablas.

La ingeniera también se ha dedicado, desde el 2008, a preparar a futuros colegas siendo profesora en la Universidad del Zulia. La materia que dicta se llama “Estimación de costos” y es única del noveno semestre de la escuela de ingeniería industrial. En ella, demuestra sus habilidades en los proyectos pero con la vocación de enseñar, puesto que es la cátedra que les permitirá obtener los conceptos básicos para el calculo de los costos asociados a cada proyecto que construyan.

Por su parte, basándose en su perspectiva como profesional y docente, su recomendación para los próximos ingenieros van desde mejorar lo básico de la carrera hasta adentrase más en el plano laborar.

¿Qué detalle, elemento o capacidad deben pulir los futuros ingenieros?

–¡Hay muchas cosas! Gran parte tiene que ver con las bases. Hay que fortalecerlas un poco más como las materias de los primeros semestres. Todo lo que es la base profesional de los muchachos. Por otro lado, que tengan más conocimientos de campo durante el estudio de la carrera. Que puedan participar más en proyectos en algunas empresas, que estas les abran las puertas.

mayteprieto-3

ROMERO, Sarah

¿Cuál experiencia de la docencia le ha marcado más?
–Conocer todas las situaciones de los alumnos. Definitivamente. A veces cuando uno escucha las situaciones particulares que están pasando algunos alumnos uno dice “Dios mío, ¿y estás aquí?”. He tenido alumnos que me dicen “Hace cuatro días di a luz”, o “mi esposa está hospitalizada hace una semana porque la atropelló un bus”. Sobre todo eso se ve en una universidad pública, que la gente está allí porque de verdad está haciendo el esfuerzo de estudiar.

Precisamente, es ese esfuerzo el motor necesario para el éxito y el que justo ha aplicado Mayte para su carrera que a esta altura da las gracias de haber sido “plena”.

Ahora, con tu experiencia, ¿qué dirías de esa clasificación autoimpuesta de que la ingeniería es una carrera para hombres
–¡No! ¡Ni un poquito! De hecho la tendencia es que cada vez hay más mujeres que hombres. En particular, en industrial, el setenta por ciento de mis alumnos son mujeres. A parte de eso puedo ver alumnos de otras carreras, por ejemplo, cuando yo estudiaba veía que en eléctrica por cada salón había una o dos muchacha versus treinta hombres. En este momento, están a la mitad.