GRUPO TENDENCIA

Mariaca Semprún, la mujer de los álter egos

Mariaca Semprún, la mujer de los álter egos

http://www.tendencia.com/2013/mariaca-semprun/

Mariaca Semprún, la mujer de los álter egos

Perfiles

1 diciembre, 2013

CAMACHO, Álvaro

María Carolina Semprún no es un nombre común si se dice completo, pero la cosa cambia cuando se aclara que es la identificación de pila de Mariaca Semprún, una de las actrices y cantantes venezolanas más prolíferas del panorama actual; a pesar de que el tema político ha hecho mella en el medio artístico, esta caraqueña completa ya dieciséis años haciendo lo que le gusta y viviendo de eso.

Cuando se graduó del colegio Emil Friedman, en Caracas, tuvo planes de irse a Nueva York a estudiar teatro musical, pero quedar seleccionada en una audición para un papel en El violinista en el tejado la hizo posponer hasta el sol de hoy esos planes. Entonces estudió Diseño Gráfico como una manera de tener una carrera formal y de complemento mientras se preparaba en las artes escénicas, e incluso alcanzó a trabajar como freelance, hasta que sus aptitudes para la interpretación le permitieron empezar a vivir del teatro y la música.

Luego de trabajar en televisión, donde interpretó personajes inolvidables como “la popular Shirley” en la telenovela La mujer perfecta; en musicales como La novicia rebelde o La Lupe y de prestar su voz para presentaciones de poesía musicalizada junto a Leonardo Padrón y Aquiles Báez, Mariaca se estrenó este año como cantautora con el disco Buscando una canción, un debut anunciado tácitamente que responde a la necesidad creativa de usar su voz para darle vida a canciones de su autoría.

En él se reflejan los sentimientos de una “cantactriz” —como ella misma se define—, a la que no le importa cambiar de piel por un personaje y que, a través de la música, encuentra una voz sin tener que expresarse a través de los sentimientos de otros. Clara la meta, no hubo ninguna clase de apuros: “Tenía un disco casi completo desde hace mucho tiempo, pero era un disco bastante pop que no incluía canciones de mi autoría. Pasado el tiempo, y con todo lo aprendido en ese proceso, decidí emprender la aventura de escribir temas que se parecieran más a mí con un estilo más propio”.

A la Mariaca real, la mujer, por lo contrario, disfruta Caracas tanto como puede, intenta seguirle el ritmo a Modern Family y Homeland, se vuelve loca cada tanto con la variedad de géneros de su iPod, recuerda haber crecido con Kiara y Karina y disfruta de la tarea de leer a Leonardo Padrón. Intenta, a su vez, seguir nutriendo su carrera en un país diferente al que la acogió como artista debutante. “El tema político no era un tema cotidiano en mi trabajo, ahora lo es. La división, la violencia y el enfrentamiento constante no existían a estos niveles tan absurdos en el país”. Eso y tener a su familia viviendo fuera de él, es una de las cosas capaces de quitarle la sonrisa, aunque sea una risueña natural capaz de afirmar que hoy es lo que soñó siendo niña. M. G. V.

Website | Twitter | Instagram