GRUPO TENDENCIA

Leonardo Villalobos, el don de entretener

Leonardo Villalobos, el don de entretener

http://www.tendencia.com/2013/leonardo-villalobos/

Leonardo Villalobos, el don de entretener

Perfiles

1 diciembre, 2013

PERDOMO, Edward

Carisma, seguridad, energía y convicción definen a Leonardo Villalobos, un zuliano que gracias a su multifacética carrera como animador, locutor, actor, productor, escritor y empresario de medios, es uno de los más importantes íconos de la televisión venezolana.

José Leonardo Villalobos Alvarado nació en la parroquia Cacique Mara de Maracaibo un 7 de septiembre, aunque en casa siempre lo llamaron Leonardo. Soñaba con ser beisbolista o veterinario pero al llegar la adolescencia todo cambió: “Tuve la oportunidad de visitar mucho Caracas y de acercarme al teatro y al cine especialmente, los cuales marcaron mi decisión de incursionar en este mundo”. Apoyado e incentivado por su tío materno, el reconocido actor Daniel Alvarado, a los quince años tomó clases de actuación en la escuela Inés Laredo en Maracaibo, una de las más prestigiosas en artes escénicas del occidente del país.

La búsqueda de una carrera como actor lo llevaron a mudarse a la capital: “Me fui a Caracas con la ilusión de hacer novelas y pasé trabajo, me tocó resolver mi vida, arreglármelas yo solo. Aunque fue duro, hoy lo agradezco porque pude capitalizar las dificultades y crecer como persona y profesional”. Para Leonardo un artista debe ser integral, debe formarse y más en este país. Hoy produce, escribe y dirige teatro, también escribe y dirige una sección de comedia para Súper Sábado Sensacional; además es socio de una emisora radial en el Zulia, lo que lo mantiene vinculado a este medio y a su tierra.

Respecto a su rol como animador, tiene los pies en la tierra: “Sábado Sensacional ha tenido cuatro generaciones, he tenido la fortuna de ser la cuarta y evidentemente vendrá una quinta. Mientras pueda hacer mi trabajo y sienta que estoy dando algo que al público le guste y reciba bien, yo estaré en el programa. Gracias a Dios la audiencia ha sido muy fiel desde hace cuarenta años”.

Deportista nato pero aficionado sobre todo al tenis, su tiempo libre lo dedica a la familia: “En diciembre, cuando apagan el bombillo de grabación me pierdo del estudio dos meses, me rapo complemente la cabeza, no me afeito la barba y así, pareciendo un latero, le dedico todo ese tiempo a mis dos hijos. Ese es mi mayor hobby”.

Sin querer irse del país ni pensar en la internacionalización, desea que la televisión venezolana vuelva a ser pionera en Latinoamérica y deja un mensaje a las nuevas generaciones: “Que se preparen, que se formen, que entiendan que la irreverencia sin sensatez se convierte en una idiotez. Un comunicador no puede ser imprudente; mas bien debe generar criterios que tengan base, porque no hay nada más satisfactorio que dejar algo al público a través de un trabajo bien hecho”. P. V.

Twitter | Instagram