GRUPO TENDENCIA

Jorge Reyes, en los zapatos de un galán

Jorge Reyes, en los zapatos de un galán

http://www.tendencia.com/2013/jorge-reyes/

Jorge Reyes, en los zapatos de un galán

Perfiles

1 octubre, 2013
*DONDYK+Riga*

DONDYK+Riga

“Yo odiaba una cámara, pero le propuse a mi hermana que empezáramos primero con publicidad para perderle el miedo”. Así describe Jorge Reyes el primer paso que dio para convertirse en uno de los galanes más reconocidos de Hispanoamérica. Mientras trabajaba llevando la contabilidad de un taller de mecánica, su hermana lo convenció de aprovechar su atractivo físico con una carrera en la actuación. Luego del modelaje publicitario, su talento natural le facilitó el proceso y pronto estaba tomando clases de actuación con Rogelio Aponte, Elba Escobar y Amalia Pérez Díaz.

Hoy tiene en su casa los videos de las producciones en las que ha trabajado, no porque le guste revisar su trabajo, sino como un recordatorio de su evolución a lo largo de veintidós años de carrera en los que ha protagonizado novelas en Venezuela, Colombia y Miami. Aunque su vida ha estado expuesta al escrutinio público durante ese tiempo, es su faceta como padre la que le quita el estatus de celebridad y lo humaniza. No puede evitar soltar una sonrisa al hablar de Camila, su hija, con quien tiene una relación bastante cercana a pesar de vivir en Caracas y ella en Miami. “Para mí lo más importante en mi vida es tener a mi familia reunida en una misma ciudad”, algo que logró en parte con la mudanza a Caracas de Alejandra Sandoval, actriz colombiana con quien mantiene una relación.

Su título como Técnico Superior en Informática define su gusto por la tecnología, un campo en el que no le cuesta nada reconocer su fidelidad hacia Apple. “Llevo a todos lados mi iPad y en casa tengo una MacBook Pro. A Camila le encanta el iPad, la tiene llena de aplicaciones que ella misma baja”, confiesa casi al mismo tiempo que deja salir su lado más paternal cuando se toma un minuto para ubicar el último video que grabó, donde la pequeña aparece cantando y moviendo la cintura con una canción que suena en la radio del carro de fondo.

Recientemente su nombre salió a relucir cuando reconoció ser adepto al chavismo, por lo que las críticas y los comentarios despectivos hacia su trabajo, alcanzaron a hacer mella en su vida personal. “Perdí un amigo de toda la vida por diferencias políticas, cosa que me duele porque es como haberlo perdido porque él fuera seguidor del Caracas y yo del Magallanes. Si esto es democracia, deberían caber todas las opiniones”, reflexiona. Por ahora sigue enfocado en la producción de una obra de teatro que también protagonizará, y sigue disfrutando de un buen momento personal que solo promete ponerse mejor. M. G. V.

Twitter | Instagram