El adiós de Omar Vizquel

El último día de la temporada regular de las Grandes Ligas 2012 significó la despedida del mítico campocorto caraqueño, considerado uno de los más grandes beisbolistas de los últimos 20 años.

Omar Vizquel decidió colgar el guante luego de 24 años de labor ininterrumpida dentro de las Grandes Ligas, donde se destacó como uno de los mejores campocortos que hayan pasado por sus campos. Su gran talento, visión de juego y elegancia a la defensiva eran dignos de admiración de fanáticos y rivales; prácticamente fue infalible al momento de recibir la pelota y ejecutar a sus contrincantes así como cuando en sus turnos al bate fue un elemento con la capacidad de cambiar la historia de un juego.

El inolvidable número 13 comenzó su mítica carrera en las mayores en abril de 1989 cuando apareció por primera vez vistiendo la camisa de los Marineros de Seattle, novena de la que fue parte hasta que en 1994 fue traspasado a los Indios de Cleveland, equipo en el que se dio a conocer como uno de los jugadores más efectivos en defensa. Fue en esos años en Cleveland que Vizquel comenzó a ser visto por conocedores y fanáticos como un potencial ídolo dentro del béisbol norteamericano, gracias a su gran calidad y estilo dentro del terreno de juego.

Su talento y arduo trabajo le significaron 11 guantes de oro durante toda su carrera, y además es poseedor de varios récords importantes alcanzados tanto en la Liga Americana como en la Nacional. Su entrega en cada uno de sus juegos era algo que se reflejaba en todo el equipo y su labor era inspiración tanto para sus compañeros así como para sus fanáticos. No dudaba un solo instante en arriesgarse por atrapar una bola; era capaz de hacer cualquier peripecia con tal de cumplir su objetivo. Es quizá por esto que hoy es considerado por todos los especialistas de este deporte como el mejor campocorto de la historia del béisbol de las Grandes Ligas, un logro que inmortaliza su nombre.

Entre otros importantes registros, Vizquel es el jugador venezolano con más hits bateados en las Grandes Ligas y el número 40 de todos los tiempos, con un total de 2.877 batazos. También es uno de los dos jugadores que más hits ha conectado en un solo juego de 9 innings con 6 imparables -cifra lograda en 2004- y globalmente es el segundo campocorto con más hits logrados en la historia.

También es conocido por un importante número de bases robadas dentro de su carrera, con un total de 404; es uno de los mejores de la historia en jugadas de doble matanza con un total de 1.734 y tuvo un total de 7.675 asistencias. En el año 2010 alcanzó la cifra de 2.832 partidos jugados en las mayores convirtiéndose en el jugador latinoamericano con más apariciones en la gran carpa.

Integró también las novenas de Gigantes de San Francisco (2005-08), Vigilantes de Texas (2009), Medias Blancas de Chicago (2010-11) y cerró su carrera dentro de los Azulejos de Toronto (2011-12). Luego de 24 años, Omar Vizquel se despide de los diamantes norteamericanos y ahora el mundo espera su próximo ingreso al Salón de la Fama del Béisbol. Gracias por todo Omar Vizquel, un auténtico coloso de la pelota y venezolano ejemplar.