GRUPO TENDENCIA

Elorriaga, Faría & Asociados; el norte es calidad de vida

Elorriaga, Faría & Asociados; el norte es calidad de vida

http://www.tendencia.com/2010/elorriaga-faria-asociados/

Elorriaga, Faría & Asociados; el norte es calidad de vida

Perfiles

1 diciembre, 2010

DONDYK+RIGA

En 1991 Armando León, Miren Elorriaga, María Eugenia Faría y Fernando Perdomo no entendían de límites, afortunadamente para la ciudad. Mientras la mayoría de sus colegas arquitectos les advirtieron los “peligros” de romper el molde y no construir a orillas del Lago, Elorriaga, Faría & Asociados confió en su intuición y la ciudad creció hacia el norte. Eran los noventa y Maracaibo necesitaba evidencias de que crecer organizadamente era posible. La zona fue la avenida Fuerzas Armas y su ambicioso plan una intervención urbana integral: “Cuando comenzamos a construir Portal del Lago recibimos muchas críticas porque decían que en el norte sólo había monte y culebra. Era una zona con muchas deficiencias en servicio público pero rodeada de una infraestructura de vialidad envidiable. Conscientes de ello, construimos 1.200 metros de colector de aguas negras, interconectamos la red de gas a una subestación y con ayuda de paisajistas construimos vialidad pública con terrenos comprados por nosotros, todo enmarcado en la construcción de las villas”. La meta fue rescatar la calidad de vida que disfrutaron nuestros abuelos y lo lograron al desarrollar conjuntos cerrados de viviendas con acceso privado, áreas recreacionales, deportivas y sistemas de garitas de control, que garantizaban la seguridad de sus habitantes, brindándoles la posibilidad de vivir en condiciones de bienestar, confort y sobre todo, tranquilidad. “Lo tradicional en aquella época era que si tenías un terreno de veinte mil metros, debías construir ocho torres de veinte apartamentos, pero siempre tuvimos claro que el norte era diferenciarnos”. Su esfuerzo, premiado con el Premio de la Construcción en 1997, se repitió en Milagro Norte y con Dunas del Mar. Por su visión y caso omiso a las críticas, su aporte a Maracaibo arroja hoy en día un saldo de 1.886 viviendas construidas bajo los mejores parámetros de calidad, treinta conjuntos residenciales cerrados, canales de drenaje de aguas de lluvia, treinta y un canchas deportivas, servicios públicos y vialidad instalados en zonas en las que el Estado no había intervenido, y joyas arquitectónicas como la Biblioteca Pública del Estado Zulia. Nada mal para un grupo de arquitectos e ingenieros que soñaron con ser diferentes y se atrevieron a serlo. Maracaibo no volvió a ser la misma y por ello se los agradece. A.B.