GRUPO TENDENCIA

Salomón Jakubowicz, guía hacia la calidad de vida

Salomón Jakubowicz, guía hacia la calidad de vida

http://www.tendencia.com/2009/salomon-jakubowicz/

Salomón Jakubowicz, guía hacia la calidad de vida

Perfiles

1 mayo, 2009

DONDYK+RIGA

Adelgazar y ser feliz en el intento, es la lección que aprenden los pacientes del endocrinólogo, Salomón Jakubowicz. Su mamá, Daniela Jakubowicz, la única latinoamericana que ha logrado publicar en la revista americana de mayor prestigio en el mundo científico, ha sido su motivación, mientras que sus pacientes con obesidad infantil son su inspiración. Graduado en la Universidad Central de Venezuela, este caraqueño creció con la Medicina como norte: “Cuando a los niños se les llevaba a dormir con aquel cuento de que “El Coco” vendrá a asustarlos si no lo hacían, a mí me decían que eran en horas de la noche cuando las hormonas del crecimiento tenían mayor actividad y que si no descansaba no iba a ser alto cuando creciera. Así que desde los tres años ya recibía clases de endocrinología en casa. Era de esperarse que desde pequeño ya quería ser médico”. A los veinticinco años ya se había independizado con un consultorio propio y dicha juventud le animó a romper paradigmas. Cansado de comprobar que en cuestión de dietas, era peor el remedio que la enfermedad, un día decidió recetarle a una de sus pacientes, la frase por la que luego sería reconocido: Ni Una Dieta Más. “A partir de allí le di forma a este estilo de vida que no es otra cosa que aprender a comer sano y atacar de una vez por todas el problema de la ansiedad, con merengadas y helados que creé en base a proteínas, pensando en los pacientes que a la hora del desayuno no tienen apetito pero que durante el almuerzo y la cena comían demasiado. Ni las merengadas ni los helados los he patentado, para que cualquier ente público o privado pueda copiarlas, siempre y cuando sea en beneficio de las personas, especialmente en niños con sobrepeso. Si McDonald’s decidiera un día copiar mi fórmula de helados de Ni Una Dieta Más para que los suyos tengan menos grasa, seré feliz. Por eso no lo hago”. La fe que le tienen los pacientes a sus dulces inventos se demuestra en las veinte mil visitas que recibe su página web, desde la cual atiende a todas sus preguntas e inquietudes: “Ayudar a una mejor calidad de vida me brinda mucha satisfacción. En tiempos de crisis es la generación actual a la que toca arreglar el país. Para que avancemos se necesita brindarle una oportunidad a las personas trabajadoras, cuya única meta sea innovar en beneficio a los demás”. Afortunadamente, las puertas para este descendiente de una familia de hebreos fueron abiertas a tiempo. A.B.