GRUPO TENDENCIA

Juan Carlos Sandrea, sonido a gran escala

Juan Carlos Sandrea, sonido a gran escala

http://www.tendencia.com/2008/juan-carlos-sandrea/

Juan Carlos Sandrea, sonido a gran escala

Perfiles

1 Mayo, 2008

DONDYK+RIGA

No hay proyectos imposibles, ni espacios demasiado grandes que intimiden a Juan Carlos Sandrea. Graduado de Ciencias de la Computación, su nombre es el genio detrás de la nitidez y la potencia de los parlantes de grandes estadios como el Luis Aparicio de Maracaibo y el de béisbol de Porlamar, hogar de los Bravos de Margarita. No en vano desde hace diez años es el distribuidor exclusivo de Bose para Latinoamérica, aunque para ser justo el mundo del sonido lo atrajo desde hace más de quince años, cuando siendo dueño de la tienda de discos Soul Train Records ofrecía equipos a discotecas. Los treintañeros de Maracaibo quizás lo recordarán de los días de aquella discoteca llamada Splash, la cual se benefició de la calidad de sus servicios. Buscando nuevos retos, Juan entabló una relación de trabajo con Bose, dedicándose exclusivamente a representarlos y a diseñar los proyectos de gran envergadura que la compañía tenía en su haber.

Después de cuatro años insistiendo, el estadio Luis Aparicio aceptó en el 2000 ser lienzo para su arte de diseñar un sistema de audio con softwares acústicos: “Mi trabajo es saber dónde van los altavoces, en qué ángulo, cómo se escucha en cada espacio del lugar, la nitidez, la potencia y demás detalles técnicos que a la vista común pasan inadvertidos. El resultado fue tan bueno que el presidente de las Águilas del Zulia lo instaló sin titubear”. Pero la casa del equipo rapaz no ha sido su mayor reto, el estadio de fútbol Cachamay en Puerto Ordaz, con motivo de la Copa América 2007, es el trabajo del que se siente más orgulloso: “Pasamos casi cuarenta y cinco días pensando cómo debía sonar el audio en ese estadio. Fue una experiencia incluso traumática, pero el agotador trabajo dio frutos y Cachamay ahora cuenta con el mejor sistema de audio de los estadios de fútbol en Suramérica”.

La experiencia le ha concedido un don para leer los espacios amplios que conforman su sitio de trabajo y para este año ya tiene varios proyectos en mente, como el Domo de Cabimas, el Teatro Bellas Artes, el auditorio de la Universidad de Los Andes y el Conservatorio de Maracaibo. Padre de tres hijos, está seguro de que el año pasado ganó los mejores diseños de Latinoamérica y que en el 2008 la historia se repetirá. Fiel a la premisa de “el que persevera alcanza”, Juan Carlos ahora enfila sus armas a dos proyectos con los que sueña hacerse escuchar: El Pachencho Romero y el aula magna de La Universidad del Zulia. A.B.