GRUPO TENDENCIA

David Hernández Palmar, el ojo del cine etnográfico

David Hernández Palmar, el ojo del cine etnográfico

http://www.tendencia.com/2008/david-hernandez-palmar/

David Hernández Palmar, el ojo del cine etnográfico

Perfiles

1 marzo, 2008

DONDYK+RIGA

Nadie más orgulloso de su origen wayuú que David Hernández Palmar. A sus modestos veintisiete años acumula miles de millas, gracias a su permanente esfuerzo de dar a conocer a través de documentales y fotografías una cultura que ha sobrevivido cinco siglos y que lucha por seguirlo haciendo en la era de la tecnología de punta. Su pasión lo ha llevado por toda Latinoamérica para recabar imágenes y vivencias que muestren la realidad indígena del continente. El pequeño originario de Yaguasirú –un humilde pueblo de La Guajira venezolana– que combinaba el wayuunaiki con el español, se sintió atraído por la comunicación al ver cómo su mamá, mujer emprendedora y de temple wayuú, ofrecía discursos y daba clases en su faceta de educadora.

Aunque su familia no hacía honor a los nómadas, desde los siete años recuerda estar en una constante mudanza: “Desde primaria hice un tour en Maracaibo para graduarme hasta secundaria en Sierra Maestra, pero no por mala conducta sino por el afán de mis padres de buscar siempre una mejor calidad de vida para sus hijos”. Hoy, ese curioso niño, que desarmaba sus carritos de juguete y cualquier artefacto doméstico que consiguiera, distribuye su tiempo en estudiar Comunicación Social en URBE y cumplir su sueño de escribir un libro sobre la cultura que lo abrazó al nacer en la Universidad de Iowa en Estados Unidos gracias a una beca fullbright.

La fotografía era un hobby y a la escritura la tenía para “matar tigritos” hasta que el cine etnográfico le abrió las puertas. A través de ese género pudo reflejar la realidad de la sociedad indígena y a su gente en su ambiente natural, hasta el punto de hacer pasar las cámaras inadvertidas. Su documental sobre sus hermanos xavantes, una copia carbón de los wayuú pero en versión brasileña, lo ha llevado a dar conferencias en Estados Unidos, Montreal, Bolivia, Colombia y Centroamérica: “Mis documentales son un aporte a los pueblos indígenas y con ellos deseo cerrar la brecha digital que existe entre ellos y las tecnologías”. Japón, España y las ciudades de Miami y Texas han disfrutado de las obras de David, un fotógrafo que trabaja con luz natural y sin flash, siempre dispuesto a capturar con su lente lo que la bondadosa naturaleza quiera regalarle. – A.B.

Website | Twitter | Instagram | Facebook