GRUPO TENDENCIA

Alfredo León, el sabor de Chicken Pie

Alfredo León, el sabor de Chicken Pie

http://www.tendencia.com/2008/alfredo-leon/

Alfredo León, el sabor de Chicken Pie

Perfiles

1 Diciembre, 2008

DONDYK+RIGA

Sólo un fanático de la comida rápida sería capaz de crear al mejor local de todos. Desde que Chicken Pie abrió sus puertas en 1984 la comida rápida fue de otra calidad. Adelantado a su tiempo, Alfredo León ideó un atractivo lugar en la avenida Bella Vista, con autoservicio, toldos blancos y rojos en su terraza, un divertido pollo gigante que se paseaba por el frente para atraer clientes, y un menú donde lo casero era el secreto de su receta: “Soy de los que se fueron a estudiar afuera con la intención de regresar a compartir lo aprendido. Se me fijó la idea de montar una cadena de comida rápida, pues soy un amante de ella. No me creen, pero pasé el postgrado en Boston comiendo dos años sin fallar, de lunes a viernes, en Burger King y lo disfruté como nunca. Escuchaba decir que la comida rápida no era sana y que era muy industrializada, pero con Chicken Pie eso cambió”. Al concluir sus estudios en Administración y Economía en Estados Unidos, Alfredo regresó a Maracaibo para dedicarse por completo a construir su sueño. Haciendo honores a su plato favorito desde la infancia, la receta de su abuela para guiso de pollo fue utilizada para dar vida al sabor de Chicken Pie: “Traté de hacerlo lo más espectacular que mi mente pudiera imaginar, signados siempre por la calidad. Teníamos un concepto de atención muy amable, el personal del mostrador eran misses y las que no lo eran, era porque no habían concursado todavía. Nos tomábamos muy a pecho escoger gente con formación universitaria y dio resultados”. Mientras los mayores se deleitaban con sus strudels y pies dulces como postre, la juventud hacía los propio con sus famosos “morochos”, dos sándwichs de pan casero con crujiente pollo y salsa blanca: “Esa comida era de muerte lenta porque siempre tratábamos de dar lo mejor. Por ello nos dimos a conocer hasta el punto en que Chicken Pie me llevó de nuevo a la aulas”. En 1986 fue invitado a contar su experiencia como empresario ante los estudiantes y el profesor de la cátedra lo convenció de que lo sustituyera por una semana. Esa semana se convirtió en un semestre y mucho más: “Sentía que estaba prestado en la Universidad “Rafael Urdaneta”, sin embargo, ese ‘prestado’ cumplió veintidós años como profesor. Hoy es el Decano de la Facultad de Ciencias Políticas, Administrativas y Sociales: “Con Chicken Pie descubrí una vocación de docencia y de consultoría de empresas. A ese local le debo la búsqueda de nuevos conocimientos y una gran experiencia”. A.B.