GRUPO TENDENCIA

Náyade Acosta, el lado femenino de la cirugía

Náyade Acosta, el lado femenino de la cirugía

http://www.tendencia.com/2007/nayade-acosta/

Náyade Acosta, el lado femenino de la cirugía

Perfiles

1 octubre, 2007

DONDYK+RIGA

La medicina es un acto de entrega, una decisión que se vive por siempre, una profesión que no admite errorres; simplemente exige la dedicación de seres dispuestos a dar lo mejor de sí. La cirujana plástica Náyade Acosta aceptó ese reto el día cuando enunció el juramento socrático. Por eso cada vez que atiende a un paciente en su consultorio del Centro Médico de Occidente actúa con el mismo entusiasmo del primer día: “Respeto a mis pacientes y su forma de pensar. Les hablo con sinceridad sobre las ventajas y desventajas del procedimiento que desean practicarse y nunca vendo resultados irreales. En quirófano el tiempo se detiene. En esta profesión no puedes medirte en horas; tienes que respetar el acto quirúrgico como un ritual, así lo realices con una simple cánula. Nunca olvido que trato con un ser humano que me confió su vida. Soy tan exigente que yo misma lavo a mis pacientes, para asegurarme de que no va a presentarse ninguna complicación”. Así es Náyade desde que estudió en Luz la carrera de Medicina y la especialidad de Cirugía Plástica. Es su vocación la que la mueve a actualizarse constantemente en seminarios internacionales. Fue su talento el que la convirtió en miembro de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, la Federación Iberoamericana de Cirugía Plástica y la Sociedad Americana de Cirugía Plástica. Fue con profesionalismo que esta experta del contorno corporal ganó la confianza de cientos de pacientes, generalmente del sexo femenino, quienes al igual que ella quieren lucir acorde con las exigencias estéticas de hoy: “Ser mujer ha sido una ventaja ya que mis pacientes se identifican conmigo. Me emociona hacerlas sentir bien y ayudarlas a saber que pueden cambiar o comenzar una nueva vida. Nadie mejor que yo puede entenderlas. Es hermoso vivir junto a ellas las diferentes fases de la vida”. Y Náyade las vive con éxito: como madre, como esposa y como profesional sensible, que desarrolla labor social con los niños discapacitados de la Fundación Cepi, que preside congresos de cirugía plástica, que se prepara para una nueva especialización en Francia en reconstrucción de mamas, y que aún así tiene tiempo para cocinarle a sus amigos: “Trato de hacer tiempo para todo. Sólo es necesario organizarse para alcanzar todas las metas que te propones. Estoy convencida de que uno puede lograrlo todo”. C.W.