GRUPO TENDENCIA

Javier Soto, manos que curan

Javier Soto, manos que curan

http://www.tendencia.com/2007/javier-soto/

Javier Soto, manos que curan

Perfiles

1 octubre, 2007

DONDYK+RIGA

Quien cree en el poder de la energía irradia esta creencia a su entorno y la convierte en el eje de su vida. Hombres como Javier Soto se dedican a estudiar las vibraciones positivas y negativas acumuladas en el organismo y su afectación sobre el comportamiento. Pero él va más allá, controlándolas hasta alcanzar niveles idóneos para el bienestar del cuerpo y la mente. Las herramientas para cumplir su misión son sus manos, y una formación en quiropraxia que sin fin, como la fe que le tiene. Javier nació en Maracaibo y desde joven estuvo involucrado en el mundo holístico pues su hermano mayor es acupunturista y lo introdujo en este profundo universo. En 1998, graduado como piloto en la ciudad de Maracay, emigró a Estados Unidos para desarrollar esta carrera, pero se encontró con la que verdaderamente le correspondía: “Mi misión es poner sonrisas en la cara de la gente y curar en la vida”. En el Holder Institute de la ciudad de Miami aprendió a hacer de sus manos instrumentos más que quirúrgicos y psicológicos, amigables. En el 2002 experimentó una interesante y poco común mezcla en Venezuela, al abrir su consultorio de medicina alternativa en una clínica convencional. En adelante se ha avocado a “liberar los nervios de la columna” en su consultorio de la Torre Paraíso, donde acude un sinnúmero de sintomatologías derivadas de una misma matriz, el estrés. “Ser libre y ser feliz” es la receta que Javier recomienda, por propia experiencia, a sus pacientes, para evitar sufrir los avatares de la energía mal encauzada. La bioenergía, la digitopuntura, la electroestimulación y por supuesto la quiropraxia son las prácticas que en su cotidianeidad implementa, y que se dejan sentir en sus manos que abrazan y alivian con sabiduría y convicción. E.R.