GRUPO TENDENCIA

Geaninis Cedeño, la mística de la belleza

Geaninis Cedeño, la mística de la belleza

http://www.tendencia.com/2007/geaninis-cedeno/

Geaninis Cedeño, la mística de la belleza

Perfiles

1 diciembre, 2007

DONDYK+RIGA

 

Para Geaninis Cedeño la belleza es sinónimo de bienestar, y eso es precisamente lo que ofrece a las personas que se entregan a sus manos sanadoras, en el oasis que creó en su modesto consultorio ubicado en el Omnicentro de Valencia.

Para esta cosmetólogo la belleza fue siempre una vocación, pero es desde hace once años cuando decide entregarse de lleno al estudio y la práctica de la misma: “Comencé en una cabina de la peluquería Gloss Atelier; diariamente llegaban a mí clientas con dolores musculares producto del estrés. En mi necesidad de ayudarlas me inicié en la masoterapia, y a través de técnicas como los masajes relajantes y el drenaje linfático pude brindarles respuestas”.

Geaninis se matriculó en el Instituto Aidé Rodríguez en Maracay donde se especializó en Cosmetología y Cosmeatría, y con esos conocimientos pudo independizarse. Hoy, su consultorio es un centro de belleza integral que ofrece tratamientos faciales y corporales como limpiezas, exfoliaciones o masajes reductivos y relajantes. Pero ciertamente, su habilidad en la depilación es una de sus grandes ventajas, sobre todo cuando de cejas se trata, ya que aplica una innovadora terapia que garantiza que esta experiencia, normalmente relacionada con dolor, se convierta en algo placentero: “Antes de depilar unas cejas realizo una visualización para saber cómo debo proceder. En el área de las cejas convergen muchos canales nerviosos que, con la correcta estimulación a través de digitoterapia mesofacial, producen bienestar. Esa técnica me brinda un diagnóstico a través del cual puedo decidir si la depilación se hará con cera o perfilada. El cuerpo de la mujer es cambiante y dependiendo de factores como el momento de su ciclo menstrual debe realizarse determinado tipo de terapia o técnica depilatoria”.

Diariamente, Gianinis Cedeño acude a su trabajo, donde permanece hasta el final de la jornada. Pero la sonrisa en su rostro siempre la acompaña; es la sonrisa de quien está feliz con lo que hace para ganarse la vida: brindar felicidad: “Yo sé cómo viene una paciente desde el momento en que abre la puerta. Siento cuando están estresadas, las escucho y les brindo conversación y alivio. Trabajo, más que con la imagen, con la autoestima, y eso ha sido una bendición”. Ciertamente un don que le hace levantarse contenta de la cama cada día de su vida. – C.W.